La historia de Robert Maudsley, el asesino en serie que inspiró al personaje de «Hannibal»

Como ocurre en cada columna de Federico Bravo García al aire de "En Eso Estamos" por RN Radio, repasamos una historia interesante para entender más sobre las mentes criminales. En este caso, la historia real que derivó en la película "El silencio de los inocentes". Escuchá la nota completa acá.





Como todos los martes, el Licenciado en criminología y ciencias forenses, Federico Bravo García, pasó por el aire de «En Eso Estamos» por RN Radio para traernos una nueva historia. Y en esta oportunidad, completó el relato que había quedado pendiente del martes pasado: el caso Robert Maudsley, el asesino en serie que inspiró al personaje de Hannibal Lecter.


«El asesino que inspiró a Hannibal Lecter es real. Se llama Robert Maudsley y está encerrado 23 horas al día bajo tierra, en una caja de cristal en una prisión de Gran Bretaña, hace más de 40 años. Cuenta con 6 custodios permanentes», señaló Bravo García.

Sobre la historia del asesino, marcó que «Robert nació en Merseyside, cerca de Liverpool. Sus padres biológicos no lo quisieron y tuvo que ir a un orfanato; y luego lo adoptaron una madre adicta y un padre adicto y golpeador. Robert cuenta que de niño llegó a estar 6 meses encerrado en una habitación, y que la única vez que alguien entraba era su padre, que abusaba de él». Al respecto, el profesional explicó que está científicamente comprobado que hay diversas zonas del cerebro que dejan de funcionar ante episodios frecuentes de violencia.

«A los 16 años, Maudsley se volvió adicto a la cocaína. Su primer asesinato fue a un pedófilo, a quien estranguló y le dio más de 60 puñaladas», relató Federico. Acto seguido, a Maudsley «lo encerraron en prisión con un pedófilo, a quien torturó durante más de 9 horas hasta que lo asesinó. También mató a otro compañero de celda, le abrió el cráneo y comió parte del cerebro».

«El silencio de los inocentes», película que presenta al personaje de Hannibal, inspirado en Maudsley.


Sobre el contexto, Bravo García comentó que «durante su infancia, Maudsley fue víctima de reiterados abusos sexuales por parte de su padrastro, que tenía adiccion al alcohol y la cocaína. Así podemos entender por qué sus víctimas estaban relacionadas a la pedofilia o a la tortura, porque era lo que él había sufrido toda su infancia».

«En el caso de Maudsley, sus crímenes son una especie de ‘venganza’. Él contó que si hubiera asesinado a sus padres, no hubiera asesinado a nadie más», agregó.

En la misma línea, explicó que «la infancia es quizás el estadío más importante en el que se pueden observar indicadores de si una persona puede ser peligrosa. Por ejemplo, el niño que hace bullying muchas veces es un chivo expiatorio, porque es quien recibe violencia familiar o barrial».

«En el caso de Maudsley, terminó siendo quien es por todo lo que vivió en su infancia: abandonos, torturas, abusos sexuales… Y es una persona imposible de recuperar», cerró.


Escuchá a Federico Bravo García, Licenciado en Criminología y Ciencias Forenses, en «En Eso Estamos» por RN RADIO:

Federico Bravo García y la historia de Robert Maudsley, segunda parte.

Sintonizá RN RADIO. Escuchanos por FM 90.9 desde Neuquén, por FM 105.7 desde Roca, por rionegro.com.ar/radio o por nuestra App. 


Comentarios

Comentarios

Para comentar esta nota debes tener tu acceso digital.
¡Suscribite para sumar tu opinión!

Suscribite

Logo Rio Negro
La historia de Robert Maudsley, el asesino en serie que inspiró al personaje de «Hannibal»