Con el turismo vuelven los radares y las multas a las rutas de Río Negro

Estarán operativos los seis radares homologados en la Provincia. Habrá descuentos para los infractores que realicen el pago voluntario.

Habrá un cartel de advertencia 500 metros antes de que el automovilista se cruce con el radar. Foto: Marcelo Ochoa

Habrá un cartel de advertencia 500 metros antes de que el automovilista se cruce con el radar. Foto: Marcelo Ochoa

Los controles de velocidad, mediante los seis radares móviles homologados, estarán operativos en las rutas de Río Negro desde mediados de enero, según adelantaron desde la Agencia de Seguridad Vial provincial. Así lo confirmó a Río Negro, el subsecretario de este departamento, Marcelino Di Gregorio.


El efecto inmediato para los infractores serán fotomultas por un valor que supera los $ 20.000, aunque éstos podrán hacer los descargos dentro de un sistema relativamente flexible.

“Las fotomultas llegarán por Correo Argentino con cargo de recepción, y si no está notificado (el infractor), la sanción no sirve”, aclaró el funcionario.


Habrá 25 días hábiles para hacer el descargo que se podrá realizar en forma presencial en departamentos de Tránsito o bien por vía postal, en tanto que el pago voluntario –con una reducción del 50%- se podrá concretar ante la Agencia de Recaudación Tributaria de Río Negro (Artrn). El reglamento prevé 30 días para el pago voluntario.

Este plan de fiscalización está dentro de una Política Integral en materia de Seguridad Vial presentado a la gobernadora Arabela Carreras desde la Secretaría de Seguridad y Justicia, por intermedio del organismo la Agencia Provincial de Seguridad Vial.


Se enmarca en los lineamientos acordados a nivel nacional, a través del Consejo Federal de Seguridad Vial, en el cual la Provincia es miembro activo con participación plena por parte de la referida Agencia.

El plan pondera que el asfaltado de la ruta nacional 23, que conlleva no sólo un cambio cultural en la conducción de vehículos para los habitantes de las distintas comunidades que atraviesa, sino también el grave riesgo que representa en su época invernal.

Pone en valor, la reconstitución de la ruta provincial 2, el nuevo trazado como autovía, una vez terminado, de la ruta nacional 22 en su recorrido por el Alto Valle. El plan oficial insiste que se trata de “escenarios nuevos” que obligan necesariamente a una mayor presencia del Estado en resguardo de la vida y bienes de los usuarios que los transitan diariamente.

Toma en cuenta para actuar en consecuencia ante la problemática que en la actualidad se presenta en cuanto a la movilidad: más ciclistas en las vías públicas, incremento del parque vehicular y de motocicletas, la importancia cada vez mayor del transporte, tanto de personas como de mercaderías, y la aparición de nuevos dispositivos que se utilizan para desplazarse como patinetas, eléctricas muchas de ellas.


Advierte que la provincia tiene un índice de siniestralidad vial preocupante -moderada pero estable para la Agencia de Seguridad Vial Nacional (ASVN)-, que, si bien no escapa a la media nacional, se debe actuar partiendo de la base fundamental: que ninguna muerte en el tránsito es aceptable.

Por lo cual se considera que esta propuesta es un paso importante y necesario en esta tarea para evitar las pérdidas de vidas humanas en siniestros viales o, en su defecto, disminuir la tasa de siniestros viales que en la actualidad se presenta.

Las zonas dónde se estarán los radares móviles

Antes de que los automovilistas se topen con los radares móviles, deberá instalarse un cartel de advertencia a 500 metros, de acuerdo a la capacitación que se brindó a los operadores.


Las zonas establecidas para la instalación en rutas que atraviesan ejidos urbanos son: de Chichinales incluyendo Regina, Godoy y Huergo (zona I), luego Cervantes, Roca, Allen y Mainqué (Zona II), Fernández Oro, Cipolletti y Cinco Saltos (Zona III), Campo Grande hasta Catriel (Zona IV), en el Alto Valle.

En Valle Medio se ubicarán entre tres zonas, toda la Línea Sur incluyendo Bariloche y El Bolsón con otras tres zonas; en tanto que en el sector Atlántico se involucrará a las rutas nacionales 251 y 3 (entre Conesa y Sierra Grande. Las disposiciones se completarán con Viedma- Guardia Mitre (ruta 250) y otro mecanismo que tomará a la provincia como distrito único.

Días atrás fueron presentados formalmente a los respectivos operativos de seguridad para la temporada veraniega en Las Grutas y en Playas Doradas con la participación de la secretaria de Seguridad y Justicia, Betiana Minor, y el jefe de la Policía, Osvaldo Tellería.

“Habrá un trabajo articulado entre Policía, Seguridad Vial y Protección Civil para que toda la población pueda disfrutar de un verano cuidado y seguro”, detallaron desde la Provincia.


En el andamiaje, quedó registrada la foto de un vehículo de alta gama, marca Mercedes Benz. Éste fue incorporado a Seguridad Vial en el marco de la Ley provincial Nº 3932 que permite incorporar bienes de decomiso, secuestro o hallazgo en causas penales sustanciadas en los tribunales provinciales.


SUSCRIBITE A NOTICIAS DIARIAS
Todos los días un correo con las noticias más importantes del día.

Comentarios


Con el turismo vuelven los radares y las multas a las rutas de Río Negro