Alertan que no está funcionando el plan de desarme en Neuquén

No hay espacio para almacenar y destruir las armas vinculadas a causas judiciales. Deben trasladarse a otras provincias.



Si alguien quiere entregar su arma debe viajar a Bariloche, Mendoza o Santa Rosa, La Pampa.

Si alguien quiere entregar su arma debe viajar a Bariloche, Mendoza o Santa Rosa, La Pampa.

Por falta de espacio para el almacenamiento, el Programa Nacional de Entrega Voluntaria de Armas de Fuego y Municiones (Pevaf) no está funcionando en Neuquén capital. El organismo encargado de recibirlas, el Anmac (exRenar), deriva a las personas a realizar el desarme en las sedes de Bariloche, Santa Rosa o Mendoza, que son las oficinas más próximas.

Esta situación activó el reclamo del diputado nacional del Frente de Todos, Darío Martínez, y genera dificultades en la Justicia Provincial para la destrucción de armas vinculadas a causas judiciales.

Si bien desde el organismo reconocieron que existen dificultades para la recepción de armas, no brindaron explicaciones y justificaron que se debe a cuestiones técnicas. Extraoficialmente se supo que el conflicto deriva de una resolución del organismo que establece un límite de almacenamientos de armas por metros cuadrados y que el depósito de la Anmac en Neuquén está desbordado. La sede del organismo en Neuquén Capital se ubica en la calle Santiago del Estero al 131, frente a la Policía Federal.

El diputado reclamó que haya “coherencia y responsabilidad” en las políticas de prevención del delito. Mediante un comunicado, pidió por la ampliación del programa de desarme voluntario y exigió que “funcione plenamente en Neuquén”.

“Si existe una preocupación en el Ejecutivo nacional sobre problemas de inseguridad, hay que cambiar el paradigma Bullrich”.

Darío Martínez es diputado nacional por el Frente de Todos.

El legislador criticó que si existe una preocupación del ejecutivo nacional sobre “problemas de seguridad, hay que trabajar en materia de desarme y cambiar el paradigma Bullrich que incentiva la libertad para quien quiera ir armado. Tenemos que hacer, por ejemplo, que el Pevaf funcione como corresponde. Hoy en Neuquén no tenemos dónde acudir para dar de baja un arma de fuego”.

Martínez, indicó que actualmente si se acude a la sede de la Anmac “a entregar un arma, lo derivan a Bariloche, Mendoza o Santa Rosa. No es sensato hacer 1.000 kilómetros para entregar un arma a cambio de un incentivo de $1.500. No se cubre ni el combustible para llegar al punto de entrega, sin contar el tiempo que demanda”. Recordó además que el miércoles pasado, en Diputados se sancionó por unanimidad la ley de prórroga de la vige ncia del programa hasta el 31 de diciembre de 2021, que ya venía con media sanción del Senado.

Desde la fiscalía de Neuquén informaron que debido a estos inconvenientes de “logística”, el organismo de justicia tuvo que firmar un convenio de “colaboración y asistencia” para trabajar directamente con la sede del Anmac en la provincia de Buenos Aires.


Comentarios


Alertan que no está funcionando el plan de desarme en Neuquén