En Neuquén la carne aumentó un 15 por ciento en una semana

El kilo de asado llega a los 700 pesos en algunos comercios. Escasez de animales e incremento en los valores de los insumos, las explicaciones que surgen desde el sector.





En carnicerías neuquinas indicaron que hacía casi dos meses que se mantenía el valor "y ahora subió todo de golpe".

En carnicerías neuquinas indicaron que hacía casi dos meses que se mantenía el valor "y ahora subió todo de golpe".

Tras casi dos meses de mantener su valor, la carne volvió a encarecerse y entre la semana pasada y ayer el aumento del producto fue de 50 pesos por kilo en algunos cortes en Neuquén.

Hay comercios donde el kilo de asado ya casi alcanza los 700 pesos. Desde las carnicerías y frigoríficos sostienen que es por la escasez de animales y el aumento en los valores de los insumos.

Desde Frigorífico Siracusa, indicaron que “no hay muchos animales, por eso aumenta” aunque apuntaron que por ahora "no tenemos noticias de una nueva suba".

En el lugar el asado con hueso, el vacío y el matambre están a 690 pesos el kilo.

Para pensar en hacer unas milanesas hay que considerar que la cuadrada está a 600 pesos y una opción más económica es la pulpa paleta a 555 pesos.

“Desde la mitad de la semana pasada aumentó un 15 por ciento el valor de la carne", se indicó desde el frigorífico.

Desde Carnicería Carlitos también reflejaron la suba. "Fue aumentando escalonadamente durante toda la semana en todos los cortes", marcaron desde el local.

El kilo de picada se consigue en 400 pesos y el asado con hueso a 680 pesos, el último un producto que se provee localmente. 

“Hay gente que se lo toma bien y otra no tanto. Al ser la carne un producto esencial la gente lo compra igual", señaló un empleado de Frigorífico Catriel.

El comerciante indicó que hacía casi dos meses que se mantenía el valor "y ahora subió todo de golpe con 10-15 pesos en la semana pasada y con la otra parte del aumento después".

En las góndolas del frigorífico las pulpas se venden a 515 pesos, las costeletas a 510 pesos y el chorizo común a 255 pesos. La carne picada estaba 260 y subió a 300.

Comentó el trabajador que el pollo se mantuvo en 115 pesos el kilo. Lo que sí se encareció fueron los productos específicos, como las alitas y menudos en 20 pesos más en comparación a la semana anterior.

La suba también alcanzó a la carne de cerdo, aunque continúa siendo una opción más económica que la carne vacuna.

"En carne de cerdo hubo en agosto un aumento de un 5 a 8 por ciento, y en julio dos aumentos que totalizaron 15 por ciento", informó Alejandro Benítez, encargado de la carnicería Productores Unidos Nqn, que comercializa exclusivamente productos porcinos. Lo vinculó a la suba del dólar ya que el precio del alimento de los animales está sujeto al valor de la divisa.

El corte más económico es chuleta de paleta que está a 325 pesos el kilo y el más caro el asado de cerdo (pechito) a 450 pesos. En diciembre el primero estaba 325 y el segundo a 415 pesos el kilo.

El encargado mencionó que más clientes se volcaron al consumo de esta carne durante la pandemia. "Subió un 30-40 por ciento las ventas diarias. En diciembre se vendían 15-20 media res de cerdo por semana y ahora son 35-40", comparó.

Durante esta semana la gente está más medida y tranquila las compras.

Empleado del Frigorífico Catriel.

Comentarios


En Neuquén la carne aumentó un 15 por ciento en una semana