En Río Negro, los micros de la larga distancia no volverán hasta diciembre

Faltan readecuar los micros, y los permisos de las provincias. Una empresa ya vende pasajes para servicios a partir del 15 de diciembre. Queda el debate económico de los costos.





La Terminal de Viedma, aún solamente para servicios especiales y encomiendas. Foto: Marcelo Ochoa

La Terminal de Viedma, aún solamente para servicios especiales y encomiendas. Foto: Marcelo Ochoa

El transporte urbano de larga y media distancia no volverá en Río Negro hasta la segunda quincena de noviembre o, directamente, en diciembre.


El gobierno provincial debe informar a Nación qué servicios requerirá en la primera etapa aunque las empresas anticipan que los servicios no estarán disponibles enseguida sino que, por el contrario, estiman necesitar un mes para adecuarse a las nuevas condiciones. Incluso, algunas todavía no están confirmadas.


La definición rionegrina se circunscriben a los tramos nacionales -aquellos que transitan entre las provincias- mientras la secretaría de Transporte provincial deberá además resolver sobre la vuelta de los servicios entre ciudades en Río Negro, actualmente también paralizados. Afirman que esa evaluación se dará en una segunda etapa, comenzando por conexiones por la Linea Sur o algunos entre el Alto Valle y la zona atlántica.


Por su parte, el titular de la empresa Ceferino, Fabricio Balogh estimó que el servicio entre Viedma y Retiro regresaría a mediados de noviembre o, tal vez, se demore aún más, aludiendo que existen tareas todavía por realizar -como readecuación de las unidades- y cumplimentar con autorizaciones de los distritos. En su caso, por la conexión Viedma-Retiro necesitará de los permisos de Río Negro, Buenos Aires y Capital Federal.


Otras empresas mantienen igual cautela en los tiempos, incluyendo el análisis de los costos ya que las restricciones fijadas permitirá solo una ocupación del 55% al 60% de los micros.


Algunas firmas, como Plusmar, ya ofrecen ventas de pasajes, a partir del 15 de diciembre. Son propuestas por plataformas digitales, pues las ventanillas en las terminales siguen cerradas.


La frecuencia constituirá otro punto por resolver ya que las normas nacionales limitan que los pasajeros serán de servicios esenciales o traslados por razones de salud. Esa demanda se traducirá en dos o tres servicios semanales en las empresas que disponía de una conexión diaria antes de la pandemia.


La habilitación nacional derivará en el reclamo empresarial y análisis de los subsidios al transporte, coincidiendo con la discusión parlamentaria del presupuesto del 2021. Las empresas del Interior insisten en el desfasaje de las transferencias en favor de las concesiones del Gran Buenos Aires.


Comentarios


En Río Negro, los micros de la larga distancia no volverán hasta diciembre