Neuquén avanza con la planta piloto geotérmica Domuyo para generar 5 MW de energía limpia

La primera etapa será financiada por el Banco Interamericano de Desarrollo. Consiste en la diagramación de la perforación del pozo y los estudios sociales y ambientales. Desde la ADI NQN señalaron que esperan obtener los resultados en un año.




La planta geotérmica Domuyo va camino a convertirse en una realidad. En lo que resta del 2022 iniciarán con la diagramación de la perforación del pozo y con los estudios sociales y ambientales financiados por el Banco Interamericano de Desarrollo (BID). La planta requerirá una inversión de 35 millones de dólares según señaló el titular de ADI NQN, José Brillo en diálogo con Energía On.

En marzo de este año «el gobernador de la provincia, Omar Gutiérrez presentó una propuesta de financiación al BID de lo que serían básicamente las primeras acciones para desarrollar el proyecto de Domuyo«, aseguró Brillo. Se le solicitó una inversión para realizar los estudios sociales y ambientales y la diagramación del primer pozo.

El proyecto se localiza a unos 35 kilómetros al norte de la localidad de Varvarco, próxima al volcán Domuyo, en el departamento Minas. Allí se realizaron los primeros estudios en los años ’80s, hechos por la Agencia de cooperación de Japón (Jaica). Años después se realizó un segundo análisis por una agencia italiana «que determinaron su prefactibilidad al BID«, señaló Brillo.

La diagramación y posterior perforación del pozo que iniciarán este año será «en la zona norte cerca de Aguas Calientes para después colocar una central piloto pequeña de 5MW a los efectos de determinar la producción de energía a partir de los vapores endógenos». De esta forma buscan definir la factibilidad del proyecto.

«Va a seguir creciendo, pero a nosotros nos interesa muchísimo que esta primera etapa con una central en el norte se pueda terminar», remarcó el referente. A su vez, adelantó que «los estudios sociales y ambientales llevarían un año. En medio año, que sería sobre la segunda parte de este año, se haría la diagramación de la perforación del pozo».

«Esperamos poder tener resultados para mediados del año que viene, para agosto o septiembre», expresó Brillo. Sin embargo, recordó que los trabajos se pueden realizar sólo en verano por la veda climática, por lo que pueden presentarse variaciones en la fecha.

El proyecto total, incluyendo la planta piloto, «requeriría unos 35 millones de dólares para su financiamiento. Después obviamente hay que hacer la línea eléctrica para conectar al sistema. Primero es en baja capacidad, que serían unos 33 kW» marcó el titular.

A la vez proyectan «hacer una línea entre Chos Malal y la base del Domuyo de 132 kW que tiene una inversión mucho más grande: 40 millones que ya le hemos solicitado a la Secretaría de Energía de Nación» para trasladar la energía que produzca al sistema, indicó. Además de la producción de la central geotérmica se incluirá en esta línea la del parque solar El Alamito.

La capacidad potencial de Domuyo es de 100 MW: «Es uno de los yacimientos con mayor capacidad de Argentina y del Sur de América, sólo comparable con Bolivia, donde tienen un parque geotérmico en el sur del país». En efecto, la localidad de Potosí, al sur de la Laguna Colorada, cuentan con un proyecto de similares características al que proponen desarrollar en Domuyo.


La visita del BID a Domuyo


En julio las autoridades de la provincia recibieron al consultor de la División de Energía del BID, Gastón Sirot y al especialista Líder en Energía de esa institución multilateral, Christian Gischler. Visitaron el norte de Neuquén y se reunieron también con representantes de la Subsecretaría de Ambiente y «con Áreas Naturales Protegidas, que fundamentalmente en esta primera etapa es muy importante«, remarcó Brillo.

«La gente del BID está muy interiorizada en lo que es la energía geotérmica y no solamente su uso como energía, sino también para otras utilizaciones como es el caso de la calefacción, las piletas climatizadas, invernaderos, hidropónia, y el uso en las viviendas», explicó.

Según subrayó el referente, desde el BID buscan «que tenga realmente una buena aceptación de quienes van a trabajar ahí. En la geotermia en el mundo están trabajando muchas mujeres«.

Que el BID haya aprobado el financiamiento de estos trabajos, significa que la provincia no tendrá que costear esta primera etapa.»Es un desarrollo geotérmico piloto todavía porque el financiamiento comienza con una etapa de un año en donde se van a realizar los estudios sociales y ambientales correspondientes. El BID es muy riguroso desde ese punto de vista”, aseguró Brillo.

Escuchá a José Brillo, presidente de la Agencia de Inversiones del Neuquén, en diálogo con «Vos a Diario» por RN RADIO:

Sintonizá RN RADIO. Escuchanos por FM 90.9 desde Neuquén, por FM 105.7 desde Roca, por rionegro.com.ar/radio o por nuestra App. 


Comentarios


Logo Rio Negro
Neuquén avanza con la planta piloto geotérmica Domuyo para generar 5 MW de energía limpia