Por la suba de tarifas las empresas reconsideran las ventajas de los paneles solares

Las compañías son las principales afectadas por la reducción de subsidios. Esto crea un nuevo escenario donde las energías renovables ganan terreno.




Por Ignacio Ayanz (*)

Desde comienzos de 2022, las tarifas eléctricas han registrado incrementos de distinta magnitud ya que variaron en función del tipo de cliente y de su situación. Sin embargo, del análisis de los cuadros tarifarios de las principales distribuidoras del país, se concluye que las empresas han sido las principales afectadas por los aumentos, lo cual impacta negativamente en su estructura de costos.

Particularmente, en el caso de EDERSA, los clientes T2 con potencia contratada mayor a 300kw pagan una tarifa superior a los AR$ 14/kwh (sin impuestos), según surge del cuadro tarifario que está vigente desde septiembre de 2022. 

En este contexto, quedó en evidencia que las empresas son las principales afectadas por la reducción de subsidios. Esto crea un nuevo escenario donde las energías renovables son un factor determinante para reformular las estrategias de negocios y, en simultáneo, colaborar con el cuidado del ambiente.

Desde ALP GROUP hace más de 12 años que trabajamos en el sector de energías renovables y hemos alcanzado el 10% del mercado de generación distribuida, ofreciendo soluciones a medida.

Las empresas que incorporan tecnología fotovoltaica pueden ahora planificar y mejorar su estructura de costos frente a la competencia que mantiene el 100% del consumo eléctrico desde la red de distribución, quedando expuesta a la variación de la tarifa. También colaboran con los problemas de distribución que generan cortes de suministro eléctrico.

Para aquellas empresas que deciden hacer la inversión, es importante destacar que las instalaciones se pagan en pesos al tipo de cambio oficial, por lo cual es una forma de dolarizar la inversión. Asimismo, como Río Negro se encuentra adherida a la ley 27.424 de Generación Distribuida, quienes realicen la inversión tienen beneficios impositivos lo cual permite acortar el plazo de repago de la inversión como consecuencia de la aplicación del Certificado de Crédito Fiscal.

Entre otras cosas, esto explica que en la provincia de Río Negro se haya registrado un crecimiento de 1.534% de la potencia instalada en el último año, con 11 Usuarios Generadores y una potencia total de 208,8 kw, tal como se precisa en el último informa de la Secretaría de Energía. Esto confirma el sendero de crecimiento que se evidencia en otras provincias como Córdoba y Buenos Aires que registran, en conjunto, el 74% de la potencia instalada en Generación Distribuida del país con un total de 12,5 MW.

Como somos conscientes que el desembolso inicial sigue siendo una barrera de entrada para muchas empresas, lanzamos la posibilidad de adquirir paneles fotovoltaicos mediante un leasing a 5 años. Esta herramienta elimina la inversión inicial y permite que las empresas puedan, inmediatamente, generar ahorros no sólo en su consumo eléctrico sino también ahorros impositivos ya que el canon mensual y las amortizaciones son deducibles del impuesto a las ganancias.

Con una tarifa a AR$15 kwh, una empresa cubre más del 80% del canon del leasing con los ahorros por dejar de comprar esa energía a la red y por el ahorro impositivo proveniente de la deducción plena del canon y las amortizaciones. 

Además, como somos titulares de la instalación durante la vida del leasing, nos hacemos cargo del mantenimiento preventivo y del monitoreo on-line de modo tal de ofrecer alternativas de consumo más eficiente. 

Sobre este último punto, el monitoreo y control del consumo eléctrico permite diseñar un programa de eficiencia energética “a medida” de cada usuario conociendo su patrón de consumo. Esto redundará en una mejora de costos no sólo para su empresa sino también para todos aquellos que estén conectados en la misma distribuidora o cooperativa, ya que se disminuye el uso de las redes y, en consecuencia, el riesgo de corte de suministro. 

Por último, siendo que los paneles tienen garantía de generación por 25 años, el usuario produce energía por, al menos, 20 años más una vez finalizadas las 60 cuotas fijas del leasing. Es por ello que la adquisición de un panel actúa como una pre compra de energía, otorgando previsibilidad, algo que en la Argentina de hoy y de cara al futuro, no es un detalle menor.

(*) El autor de este artículo es socio fundador de ALP Group.


Comentarios


Logo Rio Negro
Por la suba de tarifas las empresas reconsideran las ventajas de los paneles solares