Reversión del Gasoducto Norte: el detalle del plan de Nación para dejar de importar gas a Bolivia

El presidente de Enarsa, Agustín Gerez, detalló que esperan que la obra esté operativa en mayo del año que viene por lo que el plazo de obra será menos de seis meses. El presupuesto de 710 millones de dólares deberá ajustarse ante la inflación y la devaluación. Cómo son los plazos y la negociación paralela con Bolivia.

Si hay una obra que corre contrarreloj es la Reversión del Gasoducto Norte ya que todas las variables, como quiera que se las mire, marcan que de no hacerlo en el invierno que viene faltará gas, y con ello electricidad, en todo el Norte Argentino. El presidente de Enarsa, Agustín Gerez, revelo que la licitación se publicará este viernes en el Boletín Oficial y explicó los detalles de la negociación con Bolivia y los plazos de trabajo.

El titular de la firma estatal a cargo también del Gasoducto Néstor Kirchner, explicó que “el viernes vamos a anunciar con el ministro de Economía Sergio Massa, el lanzamiento de esta obra que sigue manteniendo el esquema de financiamiento anunciado un 75% se financia con fondos de la CAF (Corporación Andina de Fomento) y el 25% con fondos del fideicomiso de exportaciones de Cammesa”.

En diálogo con Energía On, Gerez detalló que “entendemos que la devaluación podría beneficiarnos porque los fondos de la CAF (540 millones de dólares) están en dólares, pero va a ver que revisar bien cómo se compensa con la inflación de costos”.

La advertencia no es menor, y es que el presupuesto de entre 710 y 720 millones de dólares que proyectó Enarsa se realizó el 1 de junio. Desde entonces no solo el peso se depreció más de un 25%, sino que también la inflación sumó presión a los costos.

El plazo de la obra que proyecta Nación es más que exiguo, dado que mientras Gerez indicó que “esperamos que esté lista, operativa, entre fines de abril y principios de mayo”, los plazos que manejan desde la licitación que se espera mañana son casi tan desafiantes como los que tuvo el Gasoducto Néstor Kirchner.

“Calculamos que para el 1, 2 de octubre recibiremos las ofertas. A mediados de octubre estamos adjudicando y firmando contratos y a mediados de noviembre arranca la obra. Con lo cual son más o menos de 6 meses para hacer la obra”, detalló.

La obra que contempla la reversión de cinco plantas compresoras y un gasoducto de 120 kilómetros que una Tío Pujio y La Carlota, en Córdoba, para alimentar esta red con el gas de Vaca Muerta en lugar del gas boliviano que hoy se utiliza junto a la baja producción de la Cuenca del Noroeste.

El apremio de realizar estos trabajos radica en la caída de la producción de Bolivia que Argentina importa por contrato desde el 2006 con YPFB. “Bolivia está en una situación complicada, lo ha dicho digamos el propio estado boliviano. Dicen que el año que viene van a disminuir un 30% de la venta de gas”, comentó Gerez, ya que desde Enarsa también tienen a cargo esas importaciones.

Y reveló que la negociación que se encara con Bolivia apunta a que el vecino país entregue de forma firma unos 4 a 6 millones de metros cúbicos de gas por día hasta tanto la reversión esté en marcha, es decir hasta mayo o junio.

“La negociación que nosotros estamos manteniendo es ininterrumpible, qué es lo que ellos no quieren. Nosotros estamos tratando de consolidar un bloque mayo abril mayo junio, unos 4 millones a 6 millones de metros cúbicos como para poder contener la demanda en el norte”, reveló.

Mientras reconoció que Bolivia apunta a envíos interrumpibles, y que las penalidades que Argentina pueda aplicar son bajas, Gerez resaltó que “lo importante acá es que con esta obra Argentina va a dejar de importar gas natural”.


El tramo 2 del Néstor Kirchner antes de las elecciones


Hay que trabajar financiamiento primero, que la idea es hacer un financiamiento mixto, o sea, los caños financiarlo con algún banco o fondo del exterior estamos que puede ser chino puede ser Brasil puede ser Arabia Saudita”, indicó Gerez.

Y sumó que “la obra en sí estamos trabajando en que desde el Fondegas que es el fideicomiso que se creó para estructurar todo el plan Transport.Ar, salir al mercado buscar los pesos porque si vos tenés sobrantes de pesos en el mercado y tenés una obra que te garantiza la autosuficiencia y así para con ahorro de dólares, le damos la posibilidad o el esquema de absorber peso del mercado para financiarlo”.

Es decir que lo que se busca es desdoblar las vías de financiamiento, pero el mismo Gerez admitió que de cara al mercado de los pesos nacionales “hay que trabajar en algún esquema de garantías que pueda seducir al inversor para que ponga los pesos para hacer la obra” que tiene un monto de inversión total estimado en 3100 millones de dólares.

Y es por esto que el funcionario reconoció: “creo que para fines de septiembre a principios de octubre vamos a tener despejado el panorama porque la licitación la queremos hacer entre septiembre y octubre”, junto antes de las elecciones presidenciales.


Formá parte de nuestra comunidad de lectores

Más de un siglo comprometidos con nuestra comunidad. Elegí la mejor información, análisis y entretenimiento, desde la Patagonia para todo el país.

Quiero mi suscripción

Comentarios