Enfrentó a garrotazos al ladrón y lo obligó a huir



SAN MARTÍN DE LOS ANDES (ASM) – Un chofer de la línea urbana de la empresa Ko-Ko evitó ayer a la madrugada el robo de la recaudación por la venta de pasajes, al repeler a golpes de garrote a una persona que quiso abordarlo con un arma blanca, cuando iniciaba el recorrido desde la Vega San Martín hacia el centro de esta ciudad. El chofer se detuvo a las 0:15 en la garita de la calle Molina Campos y Ruta 234 para permitir el ascenso de un pasajero, presumiblemente menor de edad, quien llevaba puesta una gorra con visera y encima la capucha de su buzo, por lo cual el colectivero no pudo distinguir su rostro. Al subir a la unidad de transporte, el caco lo amenazó con un cuchillo de considerables dimensiones y le pidió el dinero que estaba a la vista producto de la venta de boletos en viajes anteriores, pero el chofer no se dejó amedrentar, agarró el garrote que se utiliza para controlar la presión de las cubiertas y la emprendió contra su agresor, quien cayó fuera del colectivo y huyó inmediatamente a la carrera. La denuncia efectuada por el involucrado sorprendió a las autoridades policiales por tratarse de la primera vez que ocurre un hecho de esta naturaleza en la ciudad. A fin de prevenir este tipo de situaciones, en la licitación pública que tiene previsto llevar a cabo el municipio para concesionar las líneas de transporte urbano de pasajeros durante los próximos diez años, un ítem del pliego obligará a la adjudicataria del servicio a contar con máquinas expendedoras de boletos automáticas.


Comentarios


Enfrentó a garrotazos al ladrón y lo obligó a huir