Entre Diego y Mafalda

BUENOS AIRES

El 2020 fue muy triste para Argentina y el mundo.
Quiero rendirles homenaje a dos grandes que se fueron físicamente, pero su obra quedará con nosotros para siempre: Diego Armando Maradona y Joaquín Salvador Tejón, Quino.


De Diego jamás olvidaremos su magia y talento dentro de una cancha. Ese muchacho que llegó a la cima, viniendo de un lugar muy humilde, de una familia numerosa, siendo el quinto de ocho hermanos. Demostró primero en Cebollitas que ya tenía condiciones destacables en su deporte. Debía buscar recursos económicos por fuera de su pasión, para ello comenzó trabajando de fumigador de casas con un amigo. Luego, la gloria en lo que el más amó: el fútbol. Más tarde llegó la época de Argentinos Juniors y la famosa frase de Hugo Orlando: “Este gordito no le hace gol a nadie” y le metió 4 goles al Loco. El tiempo avanzaba y, con ese transcurrir, llegaron los títulos: con Boca en el 1981, con Barcelona en 1982, en el que lo quebraron y, además, tuvo hepatitis. La consagración en el Mundial de 1979 con los juveniles.


Párrafo aparte, el recordado mundial 1986. Los goles a los ingleses quedarán en la historia, tanto el primero como el segundo, que fue épico. Y por último el Nápoli, que fue donde él consagró a un equipo que jamás había ganado un título. Lo puso en la cima, el sur venció al norte.
Con mi padre tuvimos el privilegio de verlo jugar en su regreso a Boca. La última vez que lo pude saludar fue como DT de Gimnasia de la Plata.
El otro grande fue y será Quino. Un hombre que jamás pensó que su obra llegaría donde llegó. Mafalda, el personaje a quien no le gustaba tomar sopa, fue traducida en 30 idiomas y se destaca como uno de los 10 dibujos más conocidos de la humanidad.


Tuve la oportunidad de entrevistar a Quino en su casa; un hombre que sobresalía por su sencillez y humildad. Falleció en Mendoza a los 88 años. La última vez que lo vi fue junto a mi padre en la Universidad Interamericana, donde su obra Mafalda se tradujo a la primera lengua originaria, el guaraní.


Gracias a ambos por todo lo que nos dieron.

Federico Montes de Oca
DNI 30.258.583


Comentarios


Entre Diego y Mafalda