Entre lo óptimo y lo pésimo



#

El País(Foto: Los fallecidos en Ucrania, llorados por sus familiares en Kiev. )

ANáLISIS

PILAR BONET “El País” de Madrid

El resultado de un pacto para la paz en el este de Ucrania, si se produce, no será lo óptimo para ninguna de las partes involucradas, ni para Rusia, ni para Ucrania, ni para los separatistas prorrusos ni tampoco para la Unión Europea, que siente en su territorio las siniestras vibraciones de una guerra cuyos muertos se cuentan por miles y sus afectados por millones. En forma de deseo, lo óptimo sería una especie de rebobinado de los acontecimientos del pasado año en Ucrania, retomando la acción antes de los primeros muertos en el Maidán de Kiev, en enero de 2014. El pacto puede conducir a la fijación de otro espacio enquistado, que se sumará a los conflictos congelados heredados de la URSS. Estos conflictos, que en su origen respondían a dificultades de convivencia entre distintas comunidades sobre el terreno, adquirieron con el tiempo un valor simbólico global como miniescenarios de la guerra fría entre Rusia y Occidente. Para encontrar una solución verdadera para el este de Ucrania hay que llegar a un acuerdo sobre un marco de seguridad conjunto percibido como estable y seguro por Rusia y por sus vecinos occidentales europeos. Todo lo demás, son apaños. Así las cosas, todas las partes tienen razones para cerrar un pacto por la paz ya, aunque sea provisional. Para Rusia, son los crecientes gastos de la guerra y el temor a que el endurecimiento de las sanciones contribuya al deterioro de la situación económica del país. Para Ucrania, la crítica situación financiera y los temores de que en estas condiciones desfavorables la sangría humana genere protestas desestabilizadoras para las autoridades. Para los separatistas, mejor que desgastarse en la guerra es subsistir en una autonomía territorial, incluso confusa, si cuentan con un alto el fuego asegurado y tal vez la protección de pacificadores. Hoy la contienda agrava más la situación humanitaria y convierte el territorio bajo su control en unas ruinas sin perspectivas.


Comentarios


Entre lo óptimo y lo pésimo