Escándalo de la foto de Olivos: la obligación de autodenunciarse, como hizo Piñera que terminó multado

Por una "selfie" con una mujer, sin barbijos ambos, el presidente chileno se denunció a sí mismo para vindicarse y fue multado con 3.500 dólares.





La selfie que se tomó Sebastián Piñera con una turista en una playa, por la que fue sancionado.

Si bien por el tema del escándalo de la foto del festejo de Olivos se viene hablando de la alternativa de juicio político al Presidente (cuyas chances de prosperar son remotas por los dos tercios requeridos para su pedido y por las opiniones contrastantes sobre su pertinencia dentro de la misma oposición), no se menciona un instrumento clave: la autodenuncia.

Los gobernantes tienen no solo el derecho sino la obligación de «vindicarse» ante la ciudadanía ante acusaciones de conductas incorrectas, o delictuales como es el caso de Alberto Fernández quien violó normas que él mismo aplicó a la ciudadanía, con consecuencias penales y multas (recordemos las miles de causas abiertas en todo el país por las trasgresiones en pandemia).

Tenemos un ejemplo muy cercano, que guarda una mínima analogía. El presidente chileno, Sebastián Piñera, no solo pidió disculpas sino también presentó una denuncia contra sí mismo luego de que se viralizara una foto de diciembre de 2020 en la que posaba en una selfie con una mujer, en una playa cercana a su casa en Cachagua, sin barbijo en pleno rigor de la pandemia. Por no cumplir las disposiciones, terminó multado con el equivalente a 3.500 dólares.


Comentarios


Seguí Leyendo

Escándalo de la foto de Olivos: la obligación de autodenunciarse, como hizo Piñera que terminó multado