Una hija extramatrimonial: el secreto revelado de Gabriel García Márquez

Un secreto del premio nobel de Literatura Gabriel García Márquez salió a la luz casi ocho años después de su muerte: Indira Cato, una hija extramarital que tuvo el escritor colombiano con una periodista y escritora mexicana, según una revelación periodística.





Un secreto del premio nobel Gabriel García Márquez salió a la luz casi ocho años después de su muerte: Indira Cato, una hija extramarital que tuvo el escritor colombiano con una periodista y escritora mexicana, según una revelación periodística.

Casado durante cinco décadas con Mercedes Barcha, ya fallecida, García Márquez sostuvo una relación hasta ahora desconocida con Susana Cato, una mexicana 33 años menor que él y a quien conoció en Cuba. Escribieron guiones para cine juntos y en alguna ocasión ella lo entrevistó para una publicación colombiana. De su relación nació Indira, hoy una productora de cine de 31 años y quien no lleva el apellido del novelista, señaló Gustavo Tatis en un artículo en el periódico El Universal.

«Un poquito antes de la muerte de Gabriel García Márquez me llegó el rumor, y a lo largo de estos ocho años, el rumor me perturbaba y verifiqué si la información era cierta», contó el periodista este lunes a W Radio.

En su extensa nota titulada «Una hija, el secreto mejor guardado de Gabriel García Márquez», el periodista asegura que confirmó «la noticia» con el biógrafo, familiares y uno de los mejores amigos del artista.

Ocho años tomó para que un medio periodístico publicara toda la información obtenida de varias investigaciones en donde se pudo saber que se trata de una hija extramatrimonial con la escritora Susana Cato, mientras García Márquez estaba en pareja con Mercedes Barcha. Este secreto oculto era sabido por familiares y amigos cercanos, quienes decidieron mantener el secreto sobre esta hija, de alrededor de 30 años, bajo siete llaves.

Pero luego de la información dada por el periodista, el sobrino de Gabo, Gabriel Eligio Torres García, le confirmó a EFE la existencia de dicha prima paterna. «Ella es un poco tímida, de hecho, ha sido un proceso bastante lento el acercamiento suyo al resto de la familia; pero sí claro, nosotros tenemos una comunicación con ella, muy buenas relaciones», reveló Torres García.

Tatis Guerra reveló que “nombrar a Indira era como navegar en aguas clandestinas, de una intimidad y una privacidad blindadas en el tiempo. Es el ámbito de la vida secreta del escritor. Nadie quería que ella se sintiera vulnerada por nada. Ni Mercedes ni Susana. Ni la madre de la niña. Ni la niña que ya no es una niña, sino una joven consagrada al cine como su madre”.

El periodista también pudo acceder a la información de por qué el autor de Cien años de soledad eligió ponerle ese nombre a su hija. Se debe en memoria de la ministra india, Indira Gandhi, que fue asesinada y que siempre se mostró una seguidora firme de él.

A su ves Tatis Guerra manifestó que los familiares nunca quisieron contar el secreto que “Gabo” se llevó a la tumba «por respeto y lealtad” y que tampoco se atrevían a mencionárselos a sus propios hijos. Hasta lo que se puede saber el escritor compartió trabajo Susana cuando redactaron el guion de la película Con el amor no se juega y también el de El espejo de dos lunas, dirigido por Carlos García Agraz. 

Indira estudió Literatura Dramática y Teatro en la UNAM y ahora es una productora de cine «con pasión y rigor profesional». En 2020 ganó más de 15 premios por su primer documental en 2014 Llévate mis amores. Un dato interesante del periodista es que “Gabo” siempre la reconoció como hija, pero no públicamente, y hasta antes de su muerte estuvo pendiente de la vida de ella porque era algo “sagrado”.

Gerald Martin, biógrafo de García Márquez, también aprovechó la noticia y señaló: “Yo lo sospeché hace 30 años y me convencí casi definitivamente hace 10 años; es una regla de conducta mía no hablar públicamente de amantes y/o sus hijos sin antes conversar personalmente con las personas en cuestión”. Martin también añadió que le gustaría «reflexionar un poco antes de comentar porque es una noticia con muchas implicaciones y consecuencias para muchas personas». 

atis, citando siempre a las personas próximas al Nobel de Literatura, no precisa si Barcha supo de la existencia de Indira.

«Es muy probable que Mercedes intuyera lo que había ocurrido entre Susana y García Márquez, pero hasta el final de su vida mantuvo discreción y silencio. Sin embargo, la revelación de la existencia de Indira fue un cataclismo familiar», sostiene en su artículo.

No obstante, «hasta el final, García Márquez estuvo pendiente de ella», asegura Tatis.

Decía en los años noventa el ganador del Premio Nobel de Literatura de 1982 que «todo escritor tenía tres vidas: una pública, una privada y otra secreta». Y que en su caso, «en cada una de sus tres vidas, habían sido claves las mujeres», recordó el periodista.

García Márquez murió en México en abril de 2014 a los 87 años, y su esposa Mercedes en 2020, también a esa edad. Dejaron dos hijos, Gonzalo y Rodrigo, quien el año pasado publicó el libro «Gabo y Mercedes, una despedida», sobre los últimos días del escritor.

Con información de AFP y Noticias Argentinas.-


Comentarios

Comentarios

Para comentar esta nota debes tener tu acceso digital.
¡Suscribite para sumar tu opinión!

Suscribite

Logo Rio Negro
Una hija extramatrimonial: el secreto revelado de Gabriel García Márquez