Estatales esperan ser recibidos por Uría

Marcharán mañana en Viedma para exigir la reincorporación de siete contratados despedidos del hospital de Cipolletti.



El gremio estatal ATE realizará mañana (miércoles 9/11) una concentración en Viedma frente al ministerio de Salud de Cristina Uría. Busca que la funcionaria reciba a la conducción y ha convocado a una conferencia de prensa, a fin de dar a conocer el repudio a la discontinuidad de las contrataciones de siete operarios del hospital cipoleño, tres de ellos delegados y exigir sus reincorporaciones.

Marta Vidal, dirigente de la seccional Alto Valle de ATE, se movilizaban esta tarde hacia la capital rionegrina. "Haremos una concentración y hablaremos con todo el periodismo acreditado frente al ministerio de Salud. Explicaremos la falta de causales y el rechazo a las cesantías", dijo Vidal. 

Mientras, este martes pasadas las 13 hubo una asamblea en el hospital de Cipolletti donde se dejó asentada la postura de resistir hasta las últimas consecuencias la medida, dijo la delegada Cecilia Chavero, una de las desafectadas del plantel de contratados.

En tanto, el director del hospital Pedro Moguillansky de Cipolletti, Daniel Bergero, justificó las desafectaciones. En el nosocomio, desde que se conoció esta novedad, no hubo ningún problema en la atención, y los demás empleados se ajustaron al cumplimiento de sus obligaciones en todos los servicios, incluyendo los periféricos.

Por ejemplo, ni UPCN aquí ni otros secteres se expidieron. Es más, el secretario general upecenista Juan Scalessi deslizó que ahora deberían hacerse cargo de sus actos los dirigentes de ATE que incitaron a paros y retenciones a los empleados.

Bergero, en la justificación, precisó que la no renovación de los contratos fue una resolución "reflexionada y que tiene que ver con las leyes en vigencia. No hubo arbitrariedades sino que se actuó en los canales orgánicos".

Además, puso el dedo en la llaga en función de versiones que circulan con insistencia relcionando a algunos de los desafectados con sumarios por causas ajenas al servicio propiamente dicho. Consultado, Bergero dijo que "no es conveniente ventilar situaciones particulares, en cada caso sus abogados están en conocimiento pleno de las razones".

Bergero aclaró que el cese de los contratos laborales no guarda relación con lo presupuestario ni con la situación económica del hospital, que es manejable. "Seguramente en su momento incorporaremos otro personal", sentenció.

Agencia Cipolletti


Comentarios


Estatales esperan ser recibidos por Uría