Alumnos del interior neuquino y la experiencia de “Mi primer concierto”





1
#

En la quinta edición del festival, estudiantes de Música Popular presentaron sus aprendizajes en el primer año dentro del IUPA.(Foto: EMILIANA CANTERA )

2
#

EMILIANA CANTERA

Estudiantes de primer año de la Licenciatura en Música Popular del Instituto Universitario Patagónico de las Artes (IUPA) demostraron lo aprendido en clase frente a alumnos de 4° y 5° año del CPEM 79 de Neuquén. Presenciaron “Mi primer concierto” 14 chicos y chicas, que pertenecen a comunidades mapuches del sur neuquino.

El CPEM 79 está ubicado en Lonco Luan en el departamento de Aluminé, tierras habitadas por comunidades mapuches. “Estamos haciendo un recorrido por todas la universidades que nos dieron la posibilidad de estar y nos concedieron un espacio especial. La idea es que ellos conozcan todas las carreras que hay disponibles”, comentó Inés la profesora de los cursos.

En la escuela son alrededor de 35 estudiantes, un número bajo de mapuches que pueden acceder a la educación, “algunos repiten reiteradas veces y dejan, otros trabajan y algunos no tienen la posibilidad de estudiar”, explicó la profesora.

Una de las alumnas comentó que quedó encantada con la presentación, “nunca había visto algo como esto”. Desde el curso destacaron esta posibilidad de conocer las carreras disponibles.

En “mi primer concierto”, las alumnas y alumnos apreciaron el tango, la milonga, un vals criollo, jazz y otros géneros en la mano y en la voz de estudiantes de primer año de la Licenciatura en Música Popular.

Para el grupo que tocó tango y vals criollo fue la segunda presentación de sus trabajos frente al público, en el auditorio “ciudad de las artes” en el IUPA.

Natalia, que tocaba el bandoneón un instrumento que ha comenzado a tener información académica en estos últimos tiempos que “nos permite aprender sobre el instrumento y cómo manejarlo, como se hace con la guitarra, el violín y el piano que son más conocidos”, expresó.

“Nos une el gusto por las canciones del tango y las acústicas, y nuestro objetivo creo que va por lograr ese sonido y esa búsqueda que te permite el tango”, agregó mientras sus compañeros asentían con la expresión.

Estudiantes de Lonco Luan presenciaron su primer concierto.

El grupo comentaba que a este género, en la zona patagónica, hay que resurgirlo “con los escasos recursos que tenemos”. Es un género conocido tradicionalmente dentro de la cultura argentina pero su mayor auge se encuentra en la ciudad de Buenos Aires.

En este sentido Natalia explicó que no hay tantos interesados en el tango lo que también limita el despliegue musical que se puede lograr con su ritmo, como por ejemplo el toque de un contrabajo y el de un violín.

Darío se dedicaba a tocar folclore, y hace seis meses aproximadamente incursionó y comenzó a conocer las rítmicas, los tiempos, los recursos que ofrece y el lenguaje del tango, características que lo atraparon y que día a día lo sorprenden.

Él toca la guitarra en este pequeño grupo y a partir de este género encontró y conoció otras maneras de tocar este instrumento que tanto lo apasiona.

“El tango más que un género es más como un lenguaje”, aseguró. En esta oportunidad tocaron con sólo dos instrumentos, una guitarra y un bandoneón, y dos voces, una femenina y una masculina. La música tanguera “la encuentro con mucha fuerza, el marcado y el ritmo es lo que le da esa fuerza, y es lo que me atrae como guitarrista”, aseguró Darío.

“En estas presentaciones tenemos la posibilidad de mostrar y comprender las maneras, que el tango tiene una forma y que las elecciones rítmicas tienen un fundamento”, agregó Natalia.

Una de las cantantes del grupo, Virginia, también desde el folclore y expresó que interpretar tanto la milonga como el tango no le resultó difícil. “Su ritmo es llevadero, y aprendí muchas cosas, creo que me voy a dedicar a estos géneros”.


Comentarios


Alumnos del interior neuquino y la experiencia de “Mi primer concierto”