“Evocando al matrimonio Schiel-Agúndez”

Una vez más nos ocupan hechos protagonizados por importantes personas que “hicieron patria” en estas inhóspitas tierras. Tal es el caso del matrimonio Agúndez-Schiel, asentado tempranamente en el territorio neuquino. Doña Victoria Schiel nació en Buenos Aires el 4 de julio de 1915. Apenas recibida de maestra se mudó a Bariloche para ejercer su profesión. En esa localidad conoció a un colega de las aulas, don Rufino Agúndez, con quien se casó en la década del 40. Luego de celebrar la unión, el matrimonio continuó su carrera en nuestra ciudad. Vivían en una chacra alquilada, en una casa precaria de adobe, sin agua ni luz, con cocina económica, sol de noche para alumbrarse y estufas de vela y trabajaban en la Escuela Nº 101 de Colonia Valentina. Ambos se convirtieron en maestros “multifunción”: doña Victoria –Vicky, como la llamaban– había aprendido a tocar el piano en su juventud y por esta razón y ante la carencia de profesores de Música, era la encargada de interpretar en el piano el himno, las marchas y demás temas musicales en los actos del establecimiento. El matrimonio también se destacó por estar muy involucrado con la comunidad a la que pertenecía la escuela; muestra de ello es que, al no haber enfermeros en la zona, Victoria y Rufino aprendieron a colocar inyecciones y realizar otras curaciones, con lo que ayudaron a salvar muchas vidas. ¿Qué reflexiones podemos hacer de estos docentes, cuando la narración de sus vidas ya es ejemplo, cuando hablar de todas las tareas que realizaban es motivo de orgullo, no de encono, cuando aguantaban las inclemencias del tiempo y las precarias condiciones de vida sin que ello enturbiase su trabajo? Es que para ellos sólo importaba la educación de los niños. Por todo, por lo que no cabe en esta humilde carta, el Concejo Deliberante les rindió un sentido homenaje y una calle del barrio Santa Genoveva lleva sus nombres. Su recuerdo hoy vuelve a nosotros como paradigma de amor, solidaridad y respeto, en el centenario del nacimiento de Victoria M. Schiel de Agúndez. Beatriz Carolina Chávez DNI 6.251.256 Neuquén

Beatriz Carolina Chávez DNI 6.251.256 Neuquén


Comentarios


“Evocando al matrimonio Schiel-Agúndez”