Exigen el rechazo de patrimonio histórico al Comando en Neuquén

Los organismos advierten sobre el peligro de convalidar como parte del profesionalismo del Ejército, los hechos aberrantes cometidos desde la comandancia de la Sexta Brigada, incluídas las acciones llevadas a cabo antes y después de la dictadura militar.



Sexta Brigada del Ejército en Neuquén (foto Yamil Regules)

Sexta Brigada del Ejército en Neuquén (foto Yamil Regules)

La APDH planteó hoy en el Deliberante que si declaran de interés arquitectónico, cultural y paisajístico al Comando y las casas de la jerarquía del Ejército, será el primer caso en el país que enaltecerá con una declaración municipal a un espacio que se destinó a prácticas de torturas, desapariciones y delitos imprescriptibles.

El proyecto fue presentado por la UCR Juntos por el Cambio ante un planteo del actual Comandante del Ejército, que reflotó una iniciativa de la anterior conducción castrense de la Sexta Brigada de Neuquén.

En la última sesión la iniciativa tomó estado parlamentario y antes de que llegue a votación, un documento firmado por los organismos de la región, planteó que los concejales escucharan los argumentos de la negativa.

En la reunión de comisión, realizada a las 11 de manera virtual; el único que planteó que no respaldaría un despacho favorable -además de las posturas conocidas del bloque FIT Natalia Hormazabal y Angélica Lagunas- fue el emepenista Juan Luis Ousset, dijo la presidenta de la APDH, Sara Mansilla.

Mansilla junto con la dirigente de la APDH Noemí Labrune detallaron que se debía rechazar el proyecto debido a que antes de la dictadura, en el Comando ya se planificaron acciones ilegales contra la población civil.

La exposición de la APDH fue ante los concejales en sala virtual de la comisión presidida por la concejal Nadia Maquez

Se agregó que luego de los hechos aberrantes que se describieron con detalle con episodios durante el terrorismo de Estado, durante la democracia, el Comando fue el lugar elegido por los comandantes y la jerarquía d Inteligencia para la  elaboración de estrategias de impunidad en casos como el del asesinato del soldado Omar Carrasco.

Labrune recorrió en un relato basado en pruebas judiciales, las oficinas y espacios ocupados por la jerarquía del Comando donde se atormentaba a los familiares de detenidos – desaparecidos cuando iban a preguntar por los perseguidos políticos; el lugar dentro del comando donde permaneció torturado un joven de 19 años traído a la fuerza desde Cutral Co, las oficinas donde hubo secuestros que terminaron en el centro clandestino “La Escuelita” y el terror que se implementó en tiempo que los responsables del comando atendían a la población con un arma sobre el escritorio.

La descripción en un escrito avanzó sobre los hechos ocurridos tras la recuperación de la democracia, cuando quienes estaban a cargo de la Sexta Brigada elaboraron “la estrategia de impunidad” durante la instrucción de la causa judicial por el asesinato del soldado Carrasco; incluída la negativa del Comandante en dar de baja a los conscriptos para que pudieran declarar sin presiones sobre la responsabilidad de los oficiales superiores que pudieron estar involucrados en la muerte del soldado en el cuartel de Zapala.

En el Deliberante se recibió el escrito y de modo virtual se escucharon los argumentos de rechazo del organismo de Derechos Humanos para que se honre al Comando y las casas de los comandantes con una declaración de patrimonio edilicio, histórico y cultural

Tras el detallado informes sobre los hechos ocurridos en la sede de la Sexta Brigada y los comandantes que los tuvo por protagonistas, la APDH instó a la comisión a no ser parte del “negacionismo” sobre lo ocurrido durante el Terrorismo de Estado, los instó a no convalidar con una declaración, la ejecución de prácticas anticonstitucionales del Ejército que se llevaron a cabo en el edificio que se busca homenajear como si fueran parte del profesionalismo de las Fuerzas Armadas.


Comentarios


Exigen el rechazo de patrimonio histórico al Comando en Neuquén