Exportaciones: la carpocapsa no es el único problema del Valle con Brasil

A partir de marzo comienza a ingresar pera china al mercado de nuestro principal socio del Mercosur. Todo un desafío para la región. La pérdida de competitividad cambiaria terminará afectando los retornos de las pomáceas colocadas en este importante destino.





La pera argentina en Brasil tendrá una nueva competencia: la oferta china

No solo la carpocapsa está generando incertidumbre entre aquellos exportadores de Río Negro y Neuquén que envían su fruta a Brasil. El rechazó de un camión en frontera con presencia de larva viva generó preocupación, pero todo parece que tiende a encaminarse.

Hay otros dos temas que son igual o más preocupantes que la lucha contra la plaga.  

El primero de ellos es la pérdida de competitividad cambiaria que está sufriendo nuestra fruta en el mercado del vecino país. Datos oficiales detallan que Brasil ha devaluado su moneda en estos últimos seis meses cerca del 8% para perforar los 4,30 reales por unidad. La inflación en este mismo período (agosto 2019-enero 2020) se ubicó cercana al 2,20%. Es decir que la mejora competitiva para la producción brasileña en el período bajo análisis se la ubica en torno al 6%. Para los empresarios del Valle esta relación esta invertida: con una inflación del 25% en estos últimos meses, la paridad se movió solo algo más del 3% lo que genera una importante pérdida de competitividad. Este escenario cambiario, sin dudas, se hará sentir en el mercado brasileño durante la temporada que recién se inicia.

El otro punto que hay que mirar con preocupación es China. La oferta exportable de peras del gigante asiático estaría ingresando al mercado brasileño a principios del mes de marzo.

Según el titular de la Asociación Brasileña de Productores de Manzana (ABPM) Pierre Nicolás Pérès, hay una gran preocupación por el acuerdo firmado entre ambos países que permite el ingreso de pera china, caracterizándose este país por tener enormes problemas con la plaga de carpocapsa.

El gigante asiático ha tenido en la presente temporada una cosecha récord de peras. Según datos suministrados por el departamento de Agricultura de los estados Unidos (USDA) la producción de este año fue superior a los 17 millones de toneladas, un volumen 20% superior al del año anterior y equivalente a casi 20 cosechas de peras completas del Valle de Río Negro y Neuquén. Rusia ha cerrado sus importaciones y esto complica aún más a los exportadores del gigante asiático.

Datos clave de China

17
Son los millones de toneladas de peras producidas por China durante la presente temporada. Este volumen equivale a casi 20 cosechas completas del Valle.
20%
Es el crecimiento interanual que presentó la última cosecha de peras china. De ahí la necesidad de buscar nuevos mercados para colocar su oferta.

La necesidad de China de aumentar sus exportaciones está a la vista, y Brasil no deja de ser un importante mercado con más de 100 millones de consumidores potenciales para este tipo de fruta. Las proyecciones del USDA muestran que en esta temporada China estima colocar más de 500.000 toneladas de peras en todo el mundo, cerca del 40% más que la temporada 2018/2019. Cabe destacar, como un ejercicio comparativo, que la Argentina exportó durante todo el año pasado cerca de 300.000 toneladas de peras y un tercio de este volumen fue hacia el mercado brasileño. El vecino país para las peras argentinas es un mercado de suma importancia ya que representan el 80% del total de la oferta exportable de nuestras pomáceas orientadas hacia este destino.

Carpocapsa, problema encaminado

Todo indica que Brasil está evaluando mantener el protocolo con las mismas cláusulas dentro del sistema de mitigación de riesgo para la carpocapsa, los niveles de control y las sanciones.

Tras la última auditoría realizada a fines del año pasado, se espera que en los próximos días el gobierno del vecino país de a conocer el contenido del nuevo protocolo. Trabajando sobre el supuesto, Brasil no cerraría sus fronteras a las ventas de peras y manzanas argentinas teniendo en cuenta que hace unas semanas fue rechazado un camión con fruta del Valle en la que se encontró larvas vivas de carpocapsa. “Estamos seguros de que no habrá modificaciones. En la última reunión que mantuvieron las autoridades de Agricultura de Brasil con los titulares del INTA y el Senasa, dieron claras señales de ello”, confió una alta fuente del organismo sanitario argentino, que prefirió mantenerse en el anonimato, ante una consulta telefónica de este medio. Ningún funcionario nacional quiere salir a hablar del tema en forma oficial hasta que Brasil dé a conocer el nuevo protocolo que será aplicado para la presente temporada. La misma línea adoptaron los empresarios regionales que se mantienen expectantes a las definiciones.

Brasil suspenderá a la empresa que exporte con carpocapsa, pero no cerrará su frontera.

La aspiración oficial de que Brasil mantenga las características del protocolo actual y no las endurezca, se basan en la cantidad de camiones rechazados. Para esta misma fecha del año pasado las autoridades sanitarias brasileñas habían rechazado ocho camiones con fruta argentina producto de la carpocapsa. En lo que va de este año, por ahora, solo se ha rechazado una carga. El sentido común mostraría que los trabajos realizados en el Valle con el plan de mitigación de riesgo habrían funcionado teniendo en cuenta la estadística mencionada.

Pero nada está dicho todavía. Si bien el factor productivo-sanitario estaría inclinando la balanza para no modificar las condiciones del protocolo con las que ya se venía trabajando en la región de Valle, el factor político juega en contra. La falta de empatía entre el gobierno de Fernández y el de Bolsonaro podría complicar el escenario comercial entre ambos países y algunos sectores se verían perjudicados si no hay acuerdos políticos previos. La bilateral entre ambos presidentes terminará por encauzar esta incertidumbre que hoy existe en el Valle sobre este tema.


Comentarios


Exportaciones: la carpocapsa no es el único problema del Valle con Brasil