Extienden la conciliación en el conflicto de las refinerías

Se otorgó un plazo extra de cinco días para que las partes negocien. Desde la Federación Sindical Argentina anticiparon que realizarán medidas de fuerza si no se discute un incremento salarial.




Desde el gremio se reclama un incremento salarial del 13,5% por el impacto de la inflación en la paritaria de 2019.

Desde el gremio se reclama un incremento salarial del 13,5% por el impacto de la inflación en la paritaria de 2019.

Un nuevo encuentro en el contexto de la conciliación obligatoria dictada por el ministerio de Trabajo de la Nación en el conflicto abierto las refinerías del país no tuvo avances positivos y si bien desde la cartera laboral se resolvió extender el plazo de la conciliación hasta el lunes, desde la Federación Sindical Argentina (FASiPeGyBio) advirtieron que tomarán medidas de fuerza.

La conciliación obligatoria fue dictada por Nación el pasado 3 de julio a raíz del anuncio de la Federación Sindical que conduce Pedro Milla de realizar un paro total en la mayoría de las refinerías del país como parte del reclamo por la reapertura de las paritarias de 2019.

Desde el gremio se denunció que “la CIP continúa sin ofrecer una propuesta formal de aumento salarial” y se recordó que el reclamo sindical apunta a que la cámara avale un incremento salarial que equipare el incremento por inflación que hubo el año pasado.

“Un sueldo que no se ajusta a la inflación real, no sirve como una retribución honesta para los que se desempeñan en la industria. Nosotros seguiremos exigiendo que se respete y cuide a aquellos que impulsan este país a como dé lugar”, aseguró el secretario general del gremio, Pedro Milla.

Desde la Federación Sindical Argentina se acordó un incremento del 13% para los trabajadores del segmento del gas que representa este nuevo gremio y reclama un 13,5% para los trabajadores petroleros.

El gremio representa en el segmento de las refinerías a un nutrido grupo de operarios, en especial de las refinerías ubicadas en la provincia de Buenos Aires, dado que en otras plantas la representación sigue estando en el histórico gremio Supeh.

La nueva fecha tope de la conciliación obligatoria es el próximo lunes 3 de agosto, momento en el que el gremio insistirá con el pedido salarial pero ya analiza medidas de fuerza, dado que según anticipó Milla: “el tiempo se agotó, plantearemos nuevas medidas de fuerza”.


SUSCRIBITE AL NEWSLETTER ENERGÍAON
Todos los martes a las 8 con información de la industria energética.

Comentarios


Extienden la conciliación en el conflicto de las refinerías