Federal A: El alto precio de volver a competir

El campeonato comienza hoy con la participación de Cipolletti y Sol de Mayo. El Albinegro visita a Olimpo y el Albiceleste será local de Ferro, en Patagones. Con los casos de coronavirus en aumento, el público está lejos de volver y los clubes afrontan gastos elevados.





El Torneo Federal A retoma su actividad hoy con presencia regional y una realidad compleja para los clubes con todos los desafíos que se presentan producto de la pandemia de coronavirus.

Al igual que en la última temporada, Cipolletti y Sol de Mayo serán los representantes zonales en el certamen. El Albinegro ya es un histórico de la categoría y será su 21° edición.

Es el equipo que más veces lo jugó contando las temporadas en las que se llamaba Argentino A. Después de varios torneos flojos, lejos de los primeros puestos, el gran desafío será volver a pelear arriba.

Para el Albiceleste será la tercera consecutiva tras el ascenso en 2017. Luego de un campeonato debut por encima de las expectativas, la segunda vez no fue buena y se salvó del descenso porque AFA los suspendió, algo que se mantendrá este año.

El formato será similar al del certamen anterior, con dos grandes zonas que disputarán una primera fase a dos vueltas. De los 16 equipos, el primero jugará una final por el ascenso y los siete siguientes jugarán playoffs por el segundo boleto.

La ronda inicial tendrá 30 fechas y terminará el 31 de octubre. No se interrumpirá durante la Copa América. La situación epidemiológica a nivel nacional tendrá en vilo la continuidad del torneo y, aunque la voluntad de AFA es no parar el fútbol, la vuelta del público a los estadios no se vislumbra cercana.

Esa pérdida de ingresos impacta fuertemente a los clubes que ya vienen golpeados a un año del inicio de la pandemia. Los gastos son altos cada vez que se trasladan para jugar de visitantes o para abrir la cancha cuando son locales.

Cada uno gasta entre 70 mil y 100 mil pesos por partido para pagarle a los árbitros, a los policías y a la ambulancia. El monto de los jueces varía por la distancia y aumenta si vienen de más lejos. Además se deben sumar los viáticos.

Un gasto considerable

$70.000
el monto mínimo que le cuesta a cada club la apertura de cancha por partido.

El contexto es determinante, tanto en lo deportivo como en lo económico. Los equipos y clubes que mejor se adapten a la situación, sin dudas tendrán una ventaja sobre otros competidores.

El Federal A en medio de la pandemia no se trata solo de tener buen plantel, también habrá que cumplir los protocolos y tener esa cuota de suerte necesaria serán requisitos para pelear arriba.

Cipo en Bahía y Sol en Patagones

Sol renovó su plantel con 11 refuerzos. (Foto: Marcelo Ochoa)

Cipolletti tendrá un bravo debut contra Olimpo en Bahía Blanca. El encuentro será desde las 16 horas y el Albinegro intentará mejorar la imagen que tuvo en los duelos del torneo pasado donde fue goleado 4 a 1 y 5 a 0.

Gustavo Raggio seguirá apostando por Manolo Berra y Damián Jara en la zaga. El DT ensayó con un 4-4-2 clásico pero también con un 3-5-2 que utilizó en alguno de los amistosos de preparación. En ese caso, Julio Sánchez se sumaría como tercer central.

La primera opción corre con ventaja y Cipo saldría con: Crespo; Magnago o Carrera, Jara, Berra, Wagner; Pettineroli, Mellado, Meza, López; Trecco y Zárate.

Sol de Mayo tendrá su estreno en condición de local pero continuará en cancha de Deportivo Patagones por las obras en su predio. Será desde las 15:30 contra Ferro de General Pico.

Será el debut del entrenador Hugo Corbalán. El Albiceleste sumó 11 refuerzos y sorprendió con la incorporación de Julio Chiariani, experimentado arquero campeón de la Copa Libertadores con River en 2015.


Comentarios

Comentarios

Para comentar esta nota debes tener tu acceso digital.
¡Suscribite para sumar tu opinión!

Suscribite

Logo Rio Negro
Federal A: El alto precio de volver a competir