Femicidio de Agostina: respaldo a una prueba clave de la fiscalía

La defensa de uno de los imputados cuestionó el modo en que se obtuvieron los paquetes de datos de la telefonía celular de los sospechosos. Para el Tribunal de Impugnación, fue todo legal.





Sin la prueba obtenida gracias a las antenas de telefonía celular, el femicidio de Agostina Gifsman quizá estaría lejos de esclarecerse. Por eso la defensa del principal imputado, Juan Carlos Monsalve, intentó en una audiencia de ayer derribarla. Cuestionó su legalidad y le pidió al Tribunal de Impugnación que defina «si la fiscalía puede o no pedir información sobre el tráfico de datos directamente a las empresas», sin pasar por un juez.

El Tribunal de Impugnación, integrado por Fernando Zvilling, Richard Trincheri y Liliana Deiub, en un fallo unánime le respondieron que en este caso en particular, «se trataba de reunir datos para orientar una investigación».

La fiscalía, con Eugenia Titanti y Bruno Miciullo, y la querella, Iván Chelia y Diedgo Vázquez en representación de Martín Díaz, expareja de Agostina, ya lo habían argumentado: «no se vulneró la integridad de ninguna persona. No hubo abuso ni arbitrariedad», se explayó Titanti.

El Tribunal recalcó que no hubo una invasión a la intimidad de las personas, ya que «en este caso en particular, no se trataba del contenido de una comunicación».

«Hubo un teléfono que con posterioridad al pedido de la fiscalía, se estableció que pertenecía a Monsalve», aclararon los jueces.

De esta manera, el Tribunal dejó firme el trabajo realizado por la fiscalía con los paquetes de comunicaciones telefónicas, una de las principales pruebas en contra de los imputados. La defensa de Monsalve, cuyo titular es Marcelo Muñoz, anticipó que llevará el planteo a la Corte Suprema.

Si bien los jueces se cuidaron de aclarar que era una decisión sólo aplicable a este caso, representa un espaldarazo importante a la investigación.

Los paquetes de telefonía permitieron establecer los movimientos de Monsalve y de los otros involucrados en el femicidio de la joven Agostina (22), ocurrido el 14 de mayo de este año. La víctima fue golpeada y su cadáver quemado en un basural cercano a Centenario, donde el principal imputado tenía su casa familiar.

La defensa, en una audiencia realizada ayer, también pidió que se dé marcha atrás con la declaración de «caso complejo» (lo cual otorga más plazo a la investigación).

«Nos oponemos porque no se da ninguno de los requisitos: no hay multiplicidad de víctimas, de imputados ni de hechos. Tampoco es un caso de criminalidad organizada», dijo el exjuez Muñoz.

Este planteo también fue rechazado. «Este hecho tiene aristas que lo alejan de un hecho simple», señaló el juez Trincheri, quien argumentó además que «no hay violación del plazo razonable» para concluir la investigación.

En cifras

140
testigos entrevistados por la fiscalía
45
domos de seguridad visualizados, entre públicos y privados

Secuestros

4
vehículos secuestrados por los investigadores.
135
elementos sometidos a peritajes para incorporarlos como prueba.


Comentarios

Comentarios

Para comentar esta nota debes tener tu acceso digital.
¡Suscribite para sumar tu opinión!

Suscribite

Logo Rio Negro
Femicidio de Agostina: respaldo a una prueba clave de la fiscalía