Femicidio de Cielo: el celular abierto y una cámara, los nuevos avances

A dos meses del crimen de la joven en Plottier aparecen más elementos que comprometen la situación de Escobar, el único detenido.



Alfredo Escobar, durante la audiencia de formulación de cargos por el femicidio de Cielo López. Foto Archivo: Flor Salto.

Alfredo Escobar, durante la audiencia de formulación de cargos por el femicidio de Cielo López. Foto Archivo: Flor Salto.

La apertura del celular del imputado en el femicidio de Laura Cielo López (18) fue uno de los grandes avances en la investigación, anunciados al cumplirse dos meses del asesinato de la joven en Plottier.

El otro dato relevante es el aporte de una cámara de seguridad, que registró el paso de la víctima acompañada por el acusado Alfredo Escobar (28) en los momentos previos al crimen.

Las novedades fueron informadas por el fiscal general José Gerez en una conferencia de prensa. Se estima que el caso estará en condiciones de ser juzgado por un jurado popular en el primer semestre de 2020. La expectativa de pena para Escobar es prisión perpetua.

Escobar está con prisión preventiva por seis meses.

Huella digital

El celular marca Motorola había sido hallado por el equipo de investigación que conduce el fiscal jefe Agustín García al comienzo del caso, pero no se podía avanzar porque estaba bloqueado con la huella digital del imputado.

Se consultó con un equipo de especialistas del Ministerio Público Fiscal de la Ciudad de Buenos Aires, quienes advirtieron que si se forzaba la apertura del aparato había 50% de posibilidades de perder la información.

Gerez dijo ayer que se resolvió pedirle a un juez de Garantías que le ordene al imputado, de manera compulsiva, que abra el celular. “Se tomó como analogía los casos de extracción de material genético para un ADN”, dijo el fiscal general.

Aporte voluntario

Hubo una audiencia oral el 1 de noviembre -sobre la que no se informó a la prensa- dirigida por el juez Gustavo Ravizzoli y luego Escobar voluntariamente puso su dedo para desbloquear el aparato.

La diligencia se hizo en el gabinete de pericias informáticas. Gerez informó que “se bajó mucha información: el contenido de todas las aplicaciones, fotos, mensajes, llamadas. Ahora se están buscando datos de interés que tengan relación con el delito investigado”.

“Hay que tener paciencia, tenemos tiempo para continuar investigando, es un caso en el cual la fiscalía y la policía arribaron rápidamente a una conclusión”, agregó, en alusión a que en pocas horas atraparon al principal sospechoso.

Juntos, en un video

El otro dato valioso, destacó Gerez, surgió del relevamiento de las cámaras de seguridad. “Captaron un momento en que se puede ver al imputado y a la víctima caminando juntos. Hay que ver cuál es el momento preciso y ubicarlo en la teoría del caso”.

Agregó que es una cámara que está cerca de la casa de Cielo. Como se sabe, la madrugada del viernes 13 de septiembre pasado el acusado la contactó por whatsapp, la pasó a buscar por su casa y de allí fueron a la vivienda de él, donde ocurrió la violación y el asesinato.

El sábado, aún sin datos

El sábado siguiente a la noche, según la fiscalía, Escobar llevó el cuerpo diseccionado hasta China Muerta y lo arrojó al río Limay.

El domingo a la mañana dos pescadores hallaron los restos.

Los hechos ocurrieron en septiembre pasado en Plottier.

Gerez confirmó que todavía no se sabe en qué vehículo trasladó los restos, ni si contó con ayuda.

Hay expectativa de poder reconstruir los movimientos de Escobar ese día ahora que abrieron su teléfono.


Comentarios


Femicidio de Cielo: el celular abierto y una cámara, los nuevos avances