Fiesta de la Confluencia: asistieron 130 mil personas ATR

En la tercera noche se llevaron todos los aplausos los codobeses de Banda XXI y Pablito Lescano con Damas Gratis. Estiman para hoy 150.000 personas.



1/3
Los artesanos nunca faltan a la fiesta. Sus puestos son desde el primer día, el paseo obligado de los visitantes. (FOTOS: Juan Thomes)

Los artesanos nunca faltan a la fiesta. Sus puestos son desde el primer día, el paseo obligado de los visitantes. (FOTOS: Juan Thomes)

2/3
Los dinosaurios patagónicos no podían estar ausentes.

Los dinosaurios patagónicos no podían estar ausentes.

3/3
Por el viento, las hamacas gigantes no funcionaron.

Por el viento, las hamacas gigantes no funcionaron.

La isla 132 vivió ayer una noche donde nadie pudo ni quiso dejar de bailar. “A todo ritmo”, el público no se despegó del escenario mayor donde se presentaron primero Banda XXI que levantó tierra con lo mejor del cuarteto cordobés y luego Damas Gratis, que junto a Pablito Lescano, dejó bien arriba la antesala a la última noche de la Fiesta Provincial de la Confluencia, que hoy recibirá a Los Palmeras y a Sebastián Yatra para continuar la fiesta.

La noche estuvo más fresca y con más viento que las jornadas anteriores, pero eso no fue impedimento para que miles de neuquinos y turistas se acercaran al Paseo de la Costa para disfrutar de las propuestas culturales y deportivas.

Desde el Ejecutivo municipal se mostraron entusiasmados con el buen debut que tuvieron en esta fiesta, que ya es parte del patrimonio cultural de la ciudad capital.

Ayer, estimaron que alrededor de 130 mil personas se acercaron al predio, las que se sumaron a los 100.000 visitantes del viernes y los 80.000 del jueves.

“Nuestras expectativas son altas. Estimamos que al cierre de mañana (por hoy) estaremos contabilizando cerca de 500.000 personas o más”, vaticinó el secretario de Movilidad y Atención al ciudadano del municipio, Santiago Morán.

El sector donde se instalaron los puestos de artesanías ofrecían productos de gran variedad. Y con precios acordes al bolsillos de esta época. Se pueden adquirir pulseras de metal con incrustación de piedras a precios que van desde los 100 a los 250 pesos.

Por los mismos valores los visitantes pueden adquirir productos de cerámica y adornos para el hogar.

El viento le jugó ayer a los puesteros una mala pasada. Hubo que apelar al ingenio para que las ráfagas no desparramaran los productos y que queden a la vista para tentar el ojo de los transeúntes. “Si no fuera por el viento, el día sería perfecto”, aseguró Joaquín, uno de los artesanos.

Los que no podían faltar en una fiesta patagónica son los dinosaurios y en la Confluencia tuvieron su lugar destacado. Una globa ubicada en el ingreso por calle Río Negro, metros después de cruzar el puente, fue el lugar que eligieron los niños para estar en contacto con los gigantes extinguidos. Allí pudieron conocer detalles de la anatomía, alimentación, lugar de residencia y causas de extinción del Giganotosaurios, Argentinosaurus y Carnotaurus, entre otros.

Al final del recorrido los niños pudieron apreciar en pantallas gigantes su imagen al lado de los dinos y sacarse fotos. Una clase de paleontología gratis y divertida, al alcance de la mano.

En uno de los entretenimientos más convocante de la fiesta, el viento también metió la cola. Ayer, no funcionaron las hamacas gigantes que se elevan en una estructura a 50 metros de altura. Los encargados de su funcionamiento explicaron que no estaban dadas las condiciones de seguridad necesarias.

Promediando la noche, la música que traía el viento desde el escenario mayor convocó a todos. Esta vez, la mayoría de las reposeras fueron de paseo. Al primer acorde del cuarteto cordobés, todos saltaron para buscar compañera o compañero y mover las cinturas.

Después de un breve descanso, necesario para recuperar el aire y tomar algo fresco, Damas Gratis armó nuevamente el “bailongo”.

Pasada la medianoche, las luces de la isla 132 se fueron apagando. Un descanso necesario para volver hoy con las fuerzas renovadas para disfrutar la última noche de la edición 2020 con Sebastián Yatra y Los Palmera.

Como estar en Corea, pero en el Limay

El recorrido por el predio tiene un sector dedicado a las culturas del mundo. Este año, es el turno de la comunicada coreada, que celebra en la ciudad su semana.
El puesto que tienen en la fiesta está ambientado con cuadros y música típicas del país.
Los visitantes del stand pueden llevarse de recuerdo su nombre escrito en coreano. Las chicas que lo coordinan también les explican brevemente el significado de cada uno de los símbolos utilizados.
Los más curiosos, hombres y mujeres, también pueden probarse los trajes típicos de Corea que allí se exhiben.
Daniela López, coordinadora del puesto, comentó que los festejos se extenderán hasta casi fines de febrero.
El 21 y 22, en el cine teatro Español se proyectarán películas de directores coreanos. La entrada es gratuita y hasta agotar la capacidad de la sala.
Esos mismo días, en el Centro Cultural Alberdi se realizará una exposición de vestimenta y accesorios. Habrá pantallas táctiles donde el público podrá escribir algunas frases en coreado.
Además, se inaugurará una muestra fotográfica sobre las mujeres que fueron secuestradas y torturadas durante la guerra de Corea y Japón y que pudieron sobrevivir.

Oferta local

150
emprendedores de la región participaron con sus productos en la octava edición de la fiesta neuquina.

La isla 132 y su río vistos desde 50 metros de altura

¿Cómo se sentirá volar y ver el espacio alrededor en lo alto? Quien no lo haya probado aún, todavía tiene tiempo en la Fiesta de la Confluencia. Se trata de la propuesta de Eleve con su estructura de la que cuelgan hamacas gigantes que se elevan hasta 50 metros de altura.
Río Negro dialogó con Horacio Olano, creador del espectáculo “Sky Dreamer”.
P- ¿Cuánto tiempo les demandó preparar este show?
R- Desde que nació la idea al día de hoy pasaron más de seis meses.
P- Parece muy valiente, de su parte, este show. Involucrar al público puede dar cierto temor ¿Lo viven así?
R- Desde chico me enseñaron que los grandes logros conllevan grandes riesgos y mucho esfuerzo. Cuando finalmente das con una idea en la que confías tenés que arriesgarlo todo.
P- ¿Y para vos como coordinador/productor implica una valentía extra?
R- Cuando involucrás al público la responsabilidad es enorme; por eso tenemos ingenieros y calculistas que certifican cada paso que damos en la construcción del nuevo proyecto. En la casa de “Sky Dreamer” queremos que el público al subirse lo haga confiado y tranquilo. Buscamos que cada eslabón de seguridad sea visible por el público. Por eso equipamos cada una de las 24 sillas voladoras con barras de cintecuin y cinturones de 5 puntos. Así cuando se suban solo vivan adrenalina, pero que no sientan miedo.
P- ¿De qué manera se accede al evento?
R-Los haremos volar a más de 50 metros que equivale aún edificio de 16 pisos. Irán girando en el aire mientras ascienden por medio de 4 turbinas de viento. También irán escuchando música en todo el vuelo. Queremos activarles todos los sentidos. Estamos siempre muy atentos en ver lo que el público siente cuando experimenta algo de lo que proponemos. Buscamos deslumbrarlos.
P- ¿Hay límites de edad para participar o alguna condición física específica?
R- Podrán subir mayores de 12 años y con una altura mínima de 1,2 metros.


Comentarios


Fiesta de la Confluencia: asistieron 130 mil personas ATR