Ford ya tiene su propio bosque nativo en su planta de Pacheco

Voluntarios de Ford y de la ONG Club de Roma participaron de la plantación e inauguración, en la cual se colocaron 120 ejemplares de especies originarias del Bosque de Tala, Selva Ribereña y Pastizal Pampeano.

Ford Argentina creó un Bosque Nativo en un predio de 625 m2 en su Planta Pacheco, que alberga 120 ejemplares de especies originarias del pastizal pampeano, la selva ribereña y el bosque de tala.

El proyecto se realizó en conjunto con la ONG Club de Roma en Argentina y voluntarios de la compañía participaron de la plantación, en el marco de la campaña Semana del Árbol y la iniciativa nacional para plantar 1 Millón de Árboles en el país. El bosque creará, a su vez, un hábitat natural para albergar especies de aves, insectos y otros animales locales y capturará emisiones de CO2, evitando su liberación a la atmósfera.

Lograr un mundo mejor junto a proveedores y aliados: La génesis del proyecto

En línea con la estrategia sustentable de Ford orientada a alcanzar la neutralidad de carbono para 2050, construir vehículos de cero emisiones y valorar la cultura diversa, equitativa e inclusiva, el equipo ambiental de Ford Argentina junto a Club de Roma proyectaron la creación de un área que sirva como refugio natural para los animales de la zona y de muestrario didáctico de la naturaleza local para concientizar a las personas acerca de la importancia de la biodiversidad.

Para el diseño del bosque, se pensaron tres sectores; cada uno es una muestra de las tres ecorregiones de la zona pampeana de Argentina: Bosque de Tala, Selva Ribereña y Pastizal Pampeano. La plantación incluyó, así, especies nativas típicas de cada ecorregión y se priorizaron aquellas de valor ornamental y de relaciones con la fauna en torno al suministro de néctar para mariposas y picaflores, plantas nutricias de mariposas y a la producción de frutos consumidos por aves silvestres. Además, los módulos con árboles (Bosque de Tala y Selva Ribereña) están inspirados en el método de Akira Miyawaki, cuyo objetivo es balancear los ecosistemas creados con el suelo y las condiciones climáticas del lugar. Se plantaron árboles, arbustos, y aromáticas y florales.

La inclusión de herbáceas y arbustos, a su vez, permitirá contar con colores y fragancias atractivas en el corto plazo.

A futuro, se espera que el bosque crezca y permita ser el lugar ideal para desarrollar encuentros enmarcados por la naturaleza local y atractivos silvestres, y generar conciencia acerca de la importancia de los espacios verdes para el medio ambiente.


SUSCRIBITE A NOTICIAS DIARIAS
Todos los días un correo con las noticias más importantes del día.

Temas

Ford

Comentarios


Ford ya tiene su propio bosque nativo en su planta de Pacheco