Circulación por DNI en Neuquén: días y horarios para comprar y recrearse

Fuerte crecimiento sobre la producción de cerezas

Proyecciones del sector privado aseguran que la oferta de cerezas se ubicará en torno de los 11.000 toneladas. Todo un récord.



1
#

2
#

3
#

tendencias del mercado

La cosecha de cerezas en la Argentina se ubicará en la presente temporada por encima de las 11.000 toneladas. Este volumen representa un crecimiento del orden del 100% respecto del año anterior.

Parte de esta importante estadística, conceptos y las tendencias que habrá que esperar en el mercado se vieron reflejados este jueves y viernes en el Primer Simposio Internacional de Cerezas organizado por el Centro Pyme Adeneu de Neuquén.

Según empresarios que participaron del evento, el importante salto sobre la oferta de cerezas se debe a dos causas. La primera de ellas, a un “rebote”’ estacional consecuencia de los bajos volúmenes consolidados durante el año pasado. La segunda, al buen tiempo registrado en esta primavera y hasta la fecha que ha determinado una excelente floración y cuaje del fruto.

Frente a este escenario, operadores del mercado aseguran que las exportaciones regionales de este tipo de producto podrían saltar por encima de las 3.000 toneladas.

Mendoza continúa liderando la oferta productiva. Para este año la provincia espera una cosecha del orden de las 6.700 toneladas, aunque su productividad es baja por los problemas que arrastran sus viejas variedades de cerezas.

En la región de Valle del Río Negro y Neuquén, los productores esperan una cosecha en torno de las 3.000 toneladas, volumen que duplica las estadísticas observadas en la pasada temporada. Los efectos meteorológicos aquí también generaron importantes pérdidas para el sector durante el último cuatrimestre del 2013.

En línea con lo mencionado párrafos arriba, un reciente informe de la consultora Top Info da cuenta de que la pasada fue una de las temporadas más complicadas para los productores argentinos de cerezas.

En todas las zonas productivas del país las adversidades climáticas provocaron una muy fuerte caída productiva. En Mendoza, las pérdidas respondieron también al “añerismo”, lluvias y fluctuaciones de la temperatura.

El estudio destaca que en el Valle del Río Negro se retrasó la acumulación de horas de frío y hubo una mala polinización (lluvias, frío, falta de abejas). En Chubut y Santa Cruz, heladas tardías diezmaron la producción.

La caída productiva fue del 30 al 70%, dependiendo de las regiones bajo análisis.

El informe de la consultora señala asimismo que también la producción de Chile fue afectada por las malas condiciones meteorológicas, pero en este caso la caída del rendimiento fue en parte compensada por la entrada en producción de nuevas plantaciones. En los últimos 10 años la superficie implantada por cerezas del vecino país se ha más que duplicado.

Muy diferente es la situación en la Argentina. Acá el boom de la cereza se frenó y paralizó ante los vaivenes económicos.

En este contexto nuestro país sólo exportó 1.600 toneladas durante la temporada pasada (ver infograma adjunto). Esto fue el volumen más bajo de los últimos ocho años y prácticamente la mitad de lo exportado en años de abundante producción, como fue el 2010 y 2005.

De ahí las buenas expectativas existentes para esta temporada, en la que se espera un salto importante en volumen y excelentes precios tanto para lo que es mercado interno como para las góndolas locales.

Por su parte, Aníbal Caminiti, coordinador del Programa Frutas Finas Centro Pyme Adeneu, asegura que “la Patagonia goza de una reconocida y valorada identidad a nivel internacional, con un beneficioso estatus sanitario”.

En uno de sus recientes trabajos el especialista remarca que la importante dinámica de los mercados, producto de la globalización, reorientó los destinos de las cerezas argentinas de los tradicionales mercados de Canadá, Estados Unidos y países de la Unión Europea, hacia aquellos del oriente asiático (Qatar, Emiratos Árabes, Arabia Saudita, Bahrein, Kuwait, India, Singapur y Hong Kong).

“El atractivo mercado asiático, fundamentalmente el de la República Popular China, está dado por su alta capacidad de demanda y por cotizar los mejores precios de plaza. Chile, el mayor productor y exportador de cerezas del hemisferio sur, registró en la última temporada un volumen exportable de 68.313 toneladas (2013/2014), de las cuales el 74,4% de las mismas tuvo como destino el mercado chino”, remarca Caminiti en uno de sus escritos.

Sin embargo, ante la oportunidad de querer abordar los mejores mercados internacionales, las cerezas argentinas compiten en clara desventaja. Al no disponer del protocolo fitosanitario para ingresar directamente al mercado chino, la oferta argentina debe dirigirse a Hong Kong, para luego ingresar al Mercado de Guangzhou (China), sin poder realizarlo directamente a los importantes puertos y aeropuertos chinos como el de Shanghai, los cuales permitirían ganar estratégicamente en mejor y más eficiente distribución, logística y costos.

Esta situación hoy le exige al sector privado el pago de un elevado arancel, resignando un alto margen de ganancias para las empresas, como ingreso de divisas para el país y compitiendo en desventaja con el país trasandino, que llega directamente al mercado chino, y a partir del año 2015, con un arancel 0% (TLC).

Pese a estas restricciones, los precios logrados por fruta de alta calidad son realmente altos, generando importantes retornos para toda la cadena (ver infograma adjunto).

Según empresarios reunidos en el Simposio Internacional de Cerezas, la mayor parte de la oferta exportable de este producto del hemisferio sur tendrá como destino final los puertos de Oriente, por lo que la calidad del producto logrado será clave para poder tener una buena inserción en esos mercados.

(Redacción Central)


Comentarios


Fuerte crecimiento sobre la producción de cerezas