Fuerte discusión en el Concejo de Roca

Por la frustrada aprobación de la emergencia educativa.



ROCA .- La tensión por la crisis que afecta a los estatales rionegrinos se trasladó ayer al Concejo Deliberante de esta ciudad. Gritos, agravios, discusiones y concejales que se quedaron reclamando por la continuidad de la sesión, fueron el marco de una reunión en la que reinaron el nerviosismo y los ánimos caldeados.

Tal vez nada de esto hubiera ocurrido si los concejales roquenses declaraban la emergencia educativa en la ciudad, tal cual lo habían previsto en la reunión de labor parlamentaria del jueves. Pero los planes cambiaron cuando el gobierno anunció el pago a los docentes para ayer.

El clima de tranquilidad que había en el recinto del Concejo, al que pudieron ingresar algunos maestros, dio un giro de 180 grados cuando el presidente del Concejo levantó la sesión y los concejales de la UCR se retiraron de la sala. Más tarde comunicarían que la decisión de no declarar la emergencia educativa se debía a que “los docentes habían cobrado sus salarios por la mañana y la situación era la de una crisis pero no de emergencia”.

Ante esto, los concejales de la oposición pidieron explicaciones a los radicales, ya que en una reunión previa, todos habían acordado declarar la emergencia del sistema educativo en la ciudad, además del tratamiento de otros puntos.

La respuesta que pedían fue obtenida a través de la lectura del orden del día: allí pudieron comprobar que el proyecto no había sido incluido y por lo tanto, el retiro de los concejales radicales era legítimo porque según el listado de proyectos que debían tratar, ya no había nada más por discutir.

La salida de los ediles radicales de la sala y la no declaración de la emergencia educativa en la ciudad significó la ira de los maestros que, con bombos y redoblantes, se trasladaron hasta el bloque de la UCR y lo tomaron. En este escenario fue donde se vivieron los momentos de mayor tensión, cuando el concejal Raúl Sartor salió de su despacho para a responderle a los docentes.

Previo a las acciones en el bloque radical, ocurrió un hecho bastante significativo en el que estuvo involucrado el candidato a presidente del Concejo por la Alianza, Raúl Abaca.

En tanto, enfurecido y a los gritos, Sartor discutía con los maestros que reclamaban en la puerta de su despacho. Según los docentes, el concejal les habría dicho: “Vagos, vayan a trabajar”, lo que provocó la reacción de los estatales que comenzaron a cantar y a tocar los bombos cada vez más fuerte.

Más allá de la postura de la UCR en referencia a la declaración de la emergencia educativa, los ediles de la oposición informaron que intentarán tratar el proyecto en la sesión del lunes.

Un grito entre la multitud

Según comentaron concejales de la oposición y varios maestros, cuando los ánimos entre los docentes y los concejales oficialistas ya se encontraban bastante caldeados y los tonos de voz comenzaban a subir, se pudo escuchar a una persona que gritó desde la puerta de la sala: “¿Qué pasa que no están Mary Mancini ni el Menduco Araujo reclamando? Debe ser porque ahora son cavalistas”, en relación a la adhesión de algunos miembros del MPP al partido de Domingo Cavallo.

Sin embargo, la persona que emitió esas palabras no advirtió que Mary Mancini estaba entre de los docentes que reclamaban y de inmediato se paró para decir: “Yo soy docente de toda la vida, no adhiero al partido de Cavallo y le pido al compañero que dijo eso que de la cara”.

La sorpresa invadió a todos cuando los maestros que estaban en el fondo del recinto le informaron que el grito no había salido de los docentes.

Era nada más ni nada menos que el candidato a presidente de Concejo por la Alianza, Raúl Abaca.

“Cuando quise hablar con él no pude hacerlo porque al salir del Concejo me dijeron que Abaca había salido corriendo del lugar”, según indicó Mancini.

Sartor: “Sólo les pedí que vayan a trabajar”

“Si ellos consideran que mandarlos a trabajar es una agresión, entonces sí, los agredí”. De esta manera el concejal radical Raúl Sartor se refirió a la airada discusión que mantuvo con los docentes frente a las puertas del bloque de la UCR en el Concejo Deliberante local.

Sus dichos fueron repudiados por la Unter seccional Roca.

“Sólo les pedí que vayan a trabajar porque yo lo estaba haciendo y en ese momento tenía que atender el problema de seis ancianos, que es algo mucho más grave que lo de ellos”, sostuvo Sartor.

Con respecto a la decisión del oficialismo de no tratar uno de los puntos previstos en la reunión de labor parlamentaria y posteriormente retirarse de la sala del Concejo Deliberante indicó que “los maestros cobraron sus salarios a la mañana y con eso se disipan todas las posibilidades de declarar la emergencia educativa”.

“Tener en consideración un atraso de 10 ó 15 días en el pago de los sueldos no nos parece mérito suficiente para declarar la emergencia educativa. Es imprudente y poco responsable”, argumentó Sartor.

En referencia a la actitud de los concejales de la oposición, que se quedaron en el Concejo esperando una respuesta del radicalismo, indicó que “se suben a una ola que nos es de ellos porque saben de las características políticas que tiene esta situación”.


Comentarios


Fuerte discusión en el Concejo de Roca