Fuertes críticas al gobierno por el caso Otoño

Llegan peritos de Gendarmería para la investigación. Analizan diario íntimo, del que faltan varias hojas.

#

Durante la marcha varias fueron las consignas, entre ellas la de

CIPOLLETTI (AC).- La Justicia, la Policía y en síntesis el gobierno provincial fueron cuestionados con extrema dureza en la marcha que se realizó por calles cipoleñas -con paradas en organismos del Poder Judicial- exigiendo el esclarecimiento del caso de privación ilegítima de la libertad de la jovencita Otoño Uriarte (16), ocurrida en Fernández Oro, en la noche del 23 de octubre del 2006. Y que se va a complicar con la figura de secuestro seguido de muerte si, como todo está haciendo prever, el cadáver hallado en una de las exclusas de la usina del paraje El Treinta corresponde, ADN mediante, al de la estudiante orense, porque el padre, Roberto Uriarte, reconoció el buzo que resguardaba los restos oseos y lo mismo hizo su madre adoptiva, Ana Bezerra, según lo resaltó la propia señora el lunes antes de la movilización.

La jueza que entiende en el hallazgo y la identificación de estos restos, Alejandra Berenguer, con el apoyo de la fiscal primera Rita Lucía, dijo que en las próximas horas llegarán más idóneos de Gendarmería Nacional (una odontóloga, un entomólogo) para trabajar sobre los restos, y que el ADN cuya cadena se está compaginando se hallaría listo no antes del 13 del corriente.

Es declaraciones a LU19 dijo Berenguer que si lo consideraba necesario los restos -que se encuentran en la morgue judicial de Roca- podrían ser trasladados a Buenos Aires para más estudios relacionados con la data de la muerte y otros puntos inherentes a esa investigación.

Mientras, la magistrada María del Carmen García García, que se ocupa de la privación de libertad, con el fiscal José Rodríguez Chazarreta, está analizando elementos de la niña, entre ellos una agenda o diario íntimo al que le estarían faltando muchas páginas. Le tomará nuevamente declaración al hombre que halló el celular de la chica y posiblemente también una testimonial al propietario de la chacra en la que trabaja ese peón rural.

La marcha del lunes, con casi 300 personas, tuvo como paso previo una concentración en la plaza San Martín, para partir pasadas las 12.

Estaban Ana Becerra, el sacerdote Néstor Vicente, Carlos Segovia, de la Corriente por los Derechos Humanos, René Irurzún y la gente del Movimiento Social Dignidad; Ofelia Mosconi (mamá de Verónica, una de las víctimas del primer triple crimen), la Agrupación Hijos, representantes de la facultad de Ciencias de la Educación, alumnos de los colegios 14, de Oro, y 5 de Cipolletti, el edil del PJ orense Ramón Olivera, entre otros.

Hubo pintadas de fuerte contenido contra la policía, jueces y gobernantes en los edificios judiciales de Roca y Sarmiento y de España y Urquiza. Aquí tienen sus despachos los jueces penales.

Ana Becerra, en la plaza, antes de su mensaje para toda la concurrencia, le dijo al periodismo que había que "terminar con la impunidad" y que la gente puede empezar a hacerlo con su voto, en obvia alusión a los comicios del 20 del corriente.

Más tarde clamó la señora por una "justicia verdadera" que resuelva el caso, dijo que las responsabilidades de la ineficiencia en la investigación la tiene "la gente que está arriba" y que pese a los múltiples pedidos "no hay respuestas del gobierno".

El cura Vicente leyó una proclama escrita por Leandro, hermano de Otoño donde se pone de relieve que "la lucha debe ser sin descanso, sin tregua, cara a cara con el enemigo, a todo o nada. Que ellos tampoco vivan en paz".


Comentarios


Fuertes críticas al gobierno por el caso Otoño