Futaleufú: la calle que une a tres ciudades y no tiene dueño

La arteria divide a Neuquén y Plottier, pero además conecta con Las Perlas, que depende de Cipolletti. Los vecinos llevan años de reclamos por mantenimiento, pero nadie responde.



Los vecinos tienen que lidiar con las camionetas y la falta de veredas a lo largo de todo el trayecto. No faltan las discusiones. (Florencia Salto).-

Los vecinos tienen que lidiar con las camionetas y la falta de veredas a lo largo de todo el trayecto. No faltan las discusiones. (Florencia Salto).-

La lluvia pasó el martes y desnudó todas las grietas de la calle Futaleufú. Con el agua también salieron a flote un puñado de reclamos que los vecinos que viven en el límite entre Neuquén y Plottier tienen hace más de 10 años para conseguir un acceso en condiciones.

A los largo de cuatro kilómetros, la arteria conecta la Ruta Nacional 22 con el puente de Las Perlas -el paraje que depende del municipio de Cipolletti- y oficia de frontera entre las dos ciudades más pobladas de la provincia. Se trata de una recta que parece un limbo ya que nadie se hace cargo de ella: en el medio los vecinos solicitan el mantenimiento, la iluminación, construcción de sendas peatonales, y controles ambientales.

“Acá se buscó solución con el intendente de Plottier, Andrés Peressini, y con funcionarios del municipio de Neuquén, pero nadie se pone el bonete”, explicó un vecino del barrio Villa Muluen. A principios de esta semana los dos barrios privados que se ubican al margen oeste de la calle, el Muluen y Los Nogales, tuvieron un encuentro con la Defensoría del Pueblo de Neuquén para llevar el reclamo y analizar alguna posibilidad legal para solucionar el problema.

La falta de una respuesta concreta de alguna autoridad es el dilema que atraviesa a los habitantes de los barrios cerrados y también del Verde Limay, que es un sector carenciado que está en el extremo sur de la calle y que comenzó a formalizarse hace dos años con la llegada de la red de gas y la de agua. Las cloacas son otros de los pedidos de la gente.

Los municipios se tiran la pelota. Acá tendrían que asfaltar y después hacer lomos de burro, porque va a ser una pista de carreras”.

Sandro Parra, vecino y comerciante del barrio Verde Limay.

En la Defensoría del Pueblo tomaron nota de los pedidos y prometieron seguir de cerca la situación. Explicaron los vecinos que se hicieron gestiones para establecer acciones a seguir y se logró obtener de la dirección Provincial de Catastro, con planos y notas, que dicha calle es jurisdicción de Plottier. Sin embargo “se lo convocó a Peressini a una reunión y dijo que solo se presentaría si iban sus pares de Neuquén y Cipolletti, porque él no quería hacerse cargo de esa obra”, explicaron desde uno de los barrios privados.

En ese contexto, los vecinos informaron que en abril de 2017 los intendentes de Neuquén (Horacio Quiroga), Plottier (Peressini) y Cipolletti (Aníbal Tortoriello) anunciaron sobre un acuerdo para asfaltar la calle, pero que nunca vieron el proyecto ejecutivo. Cecilia Melki, una de las vecinas del sector, mencionó que “en ese momento el proyecto iba a ser financiado por Nación, pero parece que nunca se giraron los fondos y no se avanzó con la obra”.

Otra propuesta fue en el año 2018 cuando se firmó un convenio de colaboración entre las municipalidades de Neuquén, Plottier y Cipolletti para hacer la obra de desagüe pluvial, que los vecinos interpretaron como el arreglo definitiva para el canal que se desborda continuamente. Pero nunca ejecutó la obra .

En concreto, la calle Futaleufú está al borde del colapso, porque además de absorber el tránsito de todos los vecinos, también es transitada constantemente por camiones cargados de áridos.

En algunos sectores cuenta con una delgada capa de asfalto que está llena de pozos y por sectores no cuenta con iluminación. De punta a punta es angosta y por tramos no tiene espacio para los peatones, de hecho, muchos vecinos, entre los cuales hay niños, se exponen a esquivar los vehículos y los charcos de agua con barro sobre la calzada.

Sandro Parra, un morador del barrio Verde Limay, explicó que la calle es peligrosa. Además hay viejos álamos al margen que peligran de caer y que no los corta ningún municipio porque “nadie se quiere hacer cargo”, finalizó.

Los baches son la postal que representa una extensa calle sin mantenimiento y olvidada. (Florencia Salto).-

Hubo siete promesas de obras que nunca comenzaron

Los anuncios de mantenimiento y asfalto sobre la calle que divide localidades tiene un largo historial de compromisos que se diluyeron con el paso del tiempo y en los cuales los fondos anunciados se perdieron entre baches.

La calle cuenta con una delgada capa de asfalto, pero por su constante deterioro tiene más aspecto de picada abandonada.

Uno de los primeros anuncios que se realizó fue el 21 de noviembre de 2016: fue un convenio entre Neuquén y Plottier para mantenerla. El 19 de mayo de 2017: el Municipio de Neuquén anticipó que Nación aportaría 20 millones para asfaltar la Futaleufú.

El 16 de noviembre de 2017: la comuna neuquina reiteró que se haría el asfalto en el 2018 con fondos de Nación. Un año después, el 19 de septiembre de 2018 hubo una reunión por bicisendas, Plottier anunció el asfalto para antes de fin de año. Luego el 30 de octubre de 2018: el intendente Horacio Quiroga presentó la construcción del anillo vial que incluye a la Futaleufú.

La última propuesta que se realizó para la zona fue del municipio de Neuquén el 20 de febrero pasado. Se trataba de la construcción de un canal pluvial para evitar inundaciones y que luego se procedería al asfaltado.

La inversión iba a ser de más de 14 millones de pesos y se extendería desde la Ruta 22 hasta el puente de Las Perlas. Se iba a ejecutar en cinco meses, pero nunca se ejecutó.

El conducto pluvial tendría diferentes diámetros según la necesidad y que llevará 2.500 metros de conductos. La obra incluía cordones cunetas laterales que harán la evacuación a través de sumideros y conductos subterráneos.

Se suman el riesgo ambiental y las canteras clandestinas

Todos los barrios que conviven con calle Futaleufú advierten dos grandes problemas, por un lado no cuentan con red cloacal, por lo que los vecinos solo tienen pozos ciegos de poca profundidad porque las napas son altas. Cecilia Melki explicó que “desde la defensoría nos advirtieron que esto puede ser problema por el riesgo ambiental y la contaminación del suelo. Los últimos estudios que se hicieron en el suelo y el agua dieron normales, pero no se puede descartar”.

El segundo conflicto se refiere al incesante tránsito de camiones con bateas cargadas de áridos.

Si bien en el sector existen algunas canteras legales, “en las distintas reuniones que hubo entre vecinos se ventiló que en el sector de Las Perlas existen gran cantidad de canteras clandestinas que extraen materiales de la barda”, aseguró un vecino que prefirió resguardar su identidad.

El hombre sostuvo que “el problema es que como se ubican en una zona alejada detrás del paraje, no existe ningún control. Son los camiones los principales responsables del desgaste de la calle”, finalizó.

Defensoría del Pueblo hizo gestiones y logró obtener en la Dirección provincial de Catastro que la calle Futaleufú pertenezca a la jurisdicción de Plottier.


Comentarios


Futaleufú: la calle que une a tres ciudades y no tiene dueño