Gabriela Camino, una actriz que rejuvenece en las tablas

Actriz, profesora de teatro y madre de una pequeña llamada Violeta. Trabaja en Cultura municipal de Cipolletti y baraja proyectos y propuestas colectivas. “Vivo, disfruto, canto, sueño, juego y me refugio mucho en mis amores”.



Gabriela Camino, actriz y directora de teatro.

Gabriela Camino, actriz y directora de teatro.

P- En 10 palabras (más o menos), ¿Quién es Gabriela Camino?

R- Soy un alma en cuerpo de mujer que rejuvenece cada vez q sube al escenario y se entrega al misterio del arte teatral.

P- ¿Cuándo fue que dijiste “es por acá”?

R- Yo empecé haciendo talleres de teatro con Lala Vega, tenía 13 años, ya había visto muchas obras para entonces pero no había vivido el escenario. Lala me invitó a participar de la obra que estaban por montar en ese momento, que era “Frankenstein”, es muy difícil explicar lo que yo sentí cuando salí por primera vez a escena. Estaba extasiada, ¡se me nublaba la vista de los nervios pero estaba disfrutando todo! Además estaba rodeada de unos grosos tremendos: Lala, Gustavo Azar, Raúl Toscani, dirigía Ernesto Suárez de Mendoza. En ese momento supe que quería hacer esto.

P- ¿Qué fue lo que más te gustó hacer?

R- Una de las producciones que más disfruté en mi vida fue “La flor de Amatecun”, la última que hice. Además de estar rodeada de gente que admiro y quiero profundamente, fue un cambio muy grande en el trabajo que yo venía haciendo desde lo teatral.

P- ¿Alguna anécdota con el teatro?

R- Tengo una tragicómica de hace varios años: estábamos en “La Conrado” con mi grupo Elenco Medibacha, haciendo la obra “Lengua madre sobre fondo blanco”. Teníamos un invitado de honor, el maestro Roberto Espina, y cuando él entró se sentó en la última grada de arriba, que estaba súper empinada. Empezó la obra normal y a los 20 minutos escuchamos las escaleras de las gradas que chirriaban horrible, y al instante ¡pum! Un estruendo en el piso, nuestro invitado se desparramó dentro de la escena, literalmente dentro de la escena, ¡fue tremendo! Él se levantó como un señor y dijo al público: “Esto no es parte del espectáculo” y salió de la sala. Nosotras quedamos paralizadas y cuando se fue seguimos la escena desde donde la dejamos.

Otra, en un pueblito campesino de Colombia. Estaba girando con Ruth, mi compañera de elenco de teatro, y en ese tiempo hacíamos funciones en los restoranes y comedores de los pueblos. Era una intervención de 8 minutos, cómica para toda la familia, y al final pasábamos la gorra. Fue muy sorpresivo cuando se acerca a nosotras un hombre que apenas podía mantenerse en pie, evidentemente venía tomando desde todo el día, pero sacó una moneda, nos hizo un pulgar arriba y nos sonrió acercándonos la plata. Para mí fue conmovedor.

A pesar del momento tan crítico para los artistas veo que hay producción, que seguimos insistiendo en el encuentro, en provocar algo en quien nos ve, seguimos generando belleza, caos, estupor, alegría o angustia, y eso es muy importante, crear vida"

Gabriela Camino

P- ¿Qué tiene de particular el ámbito del teatro en relación con las demás artes?

R- De particular… ¡Los teatreros! Una raza singular (se ríe). Lo lindo es que es colectivo, y coquetea con las demás artes, ¡con todas! incluso los límites entre una disciplina y otra cada vez se desdibujan más.

P- ¿Cómo ves al escenario cultural por estos tiempos?

R- A pesar del momento tan crítico para los artistas veo que hay producción, que seguimos insistiendo en el encuentro, en provocar algo en quien nos ve, seguimos generando belleza, caos, estupor, alegría o angustia, y eso es muy importante, crear vida. Y a la vez veo que cada vez es más difícil que la gente llene las salas, que destine plata de su bolsillo a pagar una entrada.

P- ¿En que trabajaste este año?

R- Dirigí por primera vez una obra, que se llamó “Senda”. La escritura fue de mi amiga Julieta Cabanes y la actuaron tres mujeres hermosas, Silvina Mastrangelo, Carla Foresti y Romina Iglesias. Todo un desafío y muy placentero.


Temas

Teatro

Comentarios


Gabriela Camino, una actriz que rejuvenece en las tablas