Gaido deberá habilitar los carriles para colectivos

El intendente que asumirá en diciembre deberá hacerse cargo de poner en marcha la última obra del metrobús que requiere una etapa de educación a los conductores.



La empresa que pintó los carriles trabaja para terminarla lo antes posible. Foto Florencia Salto

La empresa que pintó los carriles trabaja para terminarla lo antes posible. Foto Florencia Salto

La implementación del metrobús en el microcentro neuquino, o la circulación por carriles preferenciales, será una tarea que la actual administración dejará en manos del intendente electo Mariano Gaido.

Cambiemos no pudo vincular el metrobús con los carriles preferenciales, tal como anunció en múltiples conferencias de prensa desde 2017.

Dejará pintada la vía exclusiva para los colectivos, nuevos semáforos, más badenes y 400 espacios menos para estacionar, con la prohibición de conducir por los sectores restringidos.

Pero será la administración municipal del MPN la que deberá aleccionar a los conductores para evitar el giro a la derecha en Belgrano, Alderete, Mitre o Sarmiento, entre otras.

Invadir la via exclusiva de los colectivos significará multas que en noviembre del 2018 se calculaban de 1.600 a 16.000 pesos -según el valor de referencia de la nafta YPF- y que alcanzarán montos más elevados cuando Gaido ponga en la calle a los inspectores a instruir sobre las nuevas reglas a los conductores desprevenidos.

Terminar la obra

“Nosotros vamos a terminar la obra, pero la puesta en marcha del sistema requiere de un tiempo que materialmente no lo tendremos disponible en esta gestión”, reconoció la subsecretaria de Obras Públicas, Mariel Bruno.

En estos días terminó la colocación de pintura amarilla en cordones cuneta y la delimitación sobre el asfalto de la zona prohibida para los conductores de todo vehículo que no sea transporte público.

Resta la colocación de cartelería vertical, dársenas para apeajes, badenes en ejecución y la instalación de nuevos semáforos en el recorrido del transporte urbano por el microcentro.

Bruno sostuvo que a fin de año “debería estar listo” el trabajo integral de los carriles preferenciales.

Se debería aprovechar la disminución del flujo de circulación a partir de diciembre, pero será algo que el futuro gobierno deberá definir; nosotros terminaremos la obra”, definió la subsecretaria.

Aclaró que no sólo son modificaciones del espacio vial, sino “la puesta en marcha de un sistema que involucra capacitación y un periodo de acostumbramiento para el nuevo uso, que materialmente no tenemos” debido al cambio de mando.

Los conductores capitalinos invaden a diario el carril de los colectivos en el centro. La vía de la derecha está permanentemente ocupada por vehiculos que, en cuanto se ponga en vigencia el sistema de preferenciales, serán removidos, ya que la circulación rápida de los colectivos depende del espacio libre en el carril de la derecha.

Girar a la derecha

La prohibición del giro a la derecha quedará señalizado con cartelería en las próximas semanas en el trazado por el que circulan las diferente lineas urbanas, en tanto en el programa original, se preveía un importante dispositivo del personal de inspección para advertir a los automovilistas sobre los cambios en las calles que son corredores de ingreso y egreso a la zona administrativa y bancaria.

El metrobús recorre la avenida del Trabajador con carriles exclusivos para los colectivos por el anden central a lo largo de 6.3 kilómetros, donde la prohibición es el giro a la izquierda.

Se conecta con los carriles preferenciales a la altura de la Colón.

El metrobús en el centro

368
estacionamientos en el microcentro quedarán eliminados en las calles Belgrano, Alderete, Tierra del Fuego y Tucumán.
50
cuadras integran el circuito de carriles exclusivos en el microcentro que afectan calles de intensa circulación.

Unas 50 cuadras integran los carriles preferenciales desde Godoy o Colón hasta Tucumán o Tierra del Fuego, con principales como Belgrano, Alderete, Mitre y Sarmiento como protagonistas.

Como los usos exclusivos están en el carril que bordea el cordón cuneta en el microcentro, la prohibición de giro es a la derecha para el resto de los automovilistas, a fin de evitar la invasión de las vías por donde circulará sólo el transporte público.

El diseño de metrobús por la avenida del Trabajador más los carriles preferenciales en el microcentro fue planificado en base a los datos del flujo de circulación en Neuquén, que en 2017 indicó que el 60 por ciento del movimiento capitalino se distribuye en estos corredores desde el centro hacia el oeste y viceversa.

Se trata de la obra emblemática no exenta de polémicas que encaró en su última gestión el extinto Horacio Quiroga.


Comentarios


Gaido deberá habilitar los carriles para colectivos