Un galpón de empaque de Cinco Saltos está en crisis y 50 familias podrían quedar sin trabajo

Están en un proceso de negociación para obtener el comodato y trabajar la temporada. La empresa Lozano presentó un preventivo de crisis y pretende pagar el 50% de las indemnizaciones.




Un galpón de empaque de Cinco Saltos presentó un preventivo y 50 familias podrían quedar sin trabajo. (Foto: Gentileza)

Un galpón de empaque de Cinco Saltos presentó un preventivo y 50 familias podrían quedar sin trabajo. (Foto: Gentileza)

Unos 50 trabajadores de un galpón de empaque de Cinco Saltos están en plenas negociaciones para no quedarse sin trabajo. Se trata de la empresa Lozano, que presentó un preventivo de crisis y pretende pagar el 50% de las indemnizaciones. En su mayoría son mujeres con familia, que quedarían sin su fuente de ingresos.

Según precisó Marcos Bielma, tesorero del Sindicato de la Fruta y presidente de la obra social, la presentación del preventivo de crisis fue rechazada por el gremio, ya que consideran que no reune los requisitos.

"Hay crisis en la fruticultura, pero si fuera por eso todos los galpones deberían cerrar, por eso rechazamos la presentación", puntualizó sobre los argumentos de Lozano.

La firma presentó la documentación y los telegramas empezaron a llegar. Este miércoles se juntaron en la secretaría de Trabajo para negociar un comodato, que podría pasar a manos de los empleados y que permitiría, durante unos 70 días, que tengan trabajo.

Este acuerdo implicó además, que un grupo de productores acuerde enviar fruta para que sea trabajada en este galpón. Inclusive accedieron a responsabilizarse por un nuevo medidor de electricidad.

Es que la empresa debía cerca de cinco millones de pesos a Edersa, por lo que la gerencia de la firma prestadora del servicio estaría dispuesta a colocar un nuevo medidor. Siempre y cuando se alcance el acuerdo que busca generar el gremio.

Por ahora, Lozano se opone a llegar a un acuerdo con el gremio, Edersa y el gobierno provincial, que está mediando el conflicto. "Se quieren lavar las manos", aseguró el sindicalista.

Para Bielma, Lozano busca pagar el 50% de las indemnizaciones y retirarse de la actividad. Por eso intentan que el galpón siga operando, y evitar así el despido de 50 empleadas. En su mayoría son mujeres que llevan cerca de 20 temporadas trabajadas.

La discusión es compleja y por el momento no llega a buen puerto. "Discutimos bastante porque ahora el gobierno nos está dando una mano, los productores también, hasta Edersa, pero ellos no", se lamentó.

La audiencia en Trabajo fue ríspida y pasó a un cuarto intermedio para que los titulares de Lozano analicen la propuesta que los trabajadores extendieron.


SUSCRIBITE A NOTICIAS DIARIAS
Todos los días un correo con las noticias más importantes del día.

Comentarios


Un galpón de empaque de Cinco Saltos está en crisis y 50 familias podrían quedar sin trabajo