Geldres había apuñalado al padre de Araya en 1990

Del testimonio de Natanael, hermano de Claudio, surge que se conocían.



#

Laura Frank(Foto: Silvana Ayenao es una de las abogadas de la querella. )

CIPOLLETTI (AC).- Juan Ramón Geldres, el preso con salidas transitorias que asesinó a Claudio Araya, apuñaló al padre del comerciante hace 23 años en medio de un robo. La información surgió del testimonio de Natanael Araya, que sobrevivió al ataque y ayer se presentó en el juzgado para contar lo que ocurrió el día del crimen.

Natanael salió del juzgado acompañado por su hermano Pablo. Se lo vio muy dolido y evitó hablar con los periodistas. Enseguida se subió al auto de su abogado y se marcharon por la calle Urquiza.

No trascendieron detalles de la declaración, aunque sí se confirmó un rumor que estaba circulando hace ya varios días. En 1990, cuando Natanael tenía 10 años, Geldres entró a robar a la casa de su padre, el pastor Ernesto Araya, y le asestó siete puñaladas. Una de ellas en el tórax, en el mismo lugar donde apuñaló a Natanael.

En esa época, la familia Araya y Geldres eran vecinos y por eso Ernesto lo reconoció cuando ingresó a robar. De todas maneras, el pastor lo perdonó y no quiso realizar la denuncia.

Dos décadas después, Geldres asesinó a su hijo Claudio e hirió gravemente a Natanael, que aún se recupera de las dos puñaladas que recibió.

El juez Gustavo Herrera escuchó atentamente el relato que se extendió por más de una hora. Participaron la secretaria de instrucción Florencia Caruso y los abogados querellantes Silvana Ayenao y Santiago Ramos Luna.

Ayenao confirmó que el de Natanael fue el último testimonio que escuchará el juez. Queda muy poca prueba para recabar y en breve el caso será enviado a juicio.

Apenas ocurrió el asesinato de Claudio declaró el policía federal que arrestó a Geldres, la mujer que fue víctima del arrebato y un testigo de identidad reservada.

El imputado fue sometido a una pericia psicológica y también le hicieron una extracción de sangre para comparar su ADN con el material genético que recogieron en la escena del crimen.

En la indagatoria, Geldres se abstuvo de declarar y en los próximos días el juez Herrera deberá resolver su situación procesal. Le imputó el delito de homicidio criminis causa, que tiene una pena de reclusión perpetua.

Geldres pasó los últimos 13 años en cárceles; en julio del 2000 no regresó de una de sus salidas transitorias; en 2008 cometió un violento asalto bajo el régimen de libertad asistida y se fugó herido del hospital de Roca en mayo de 2009. Le había unificado las penas en 17 años de prisión, pero este año le concedieron salidas laborales y en esa condición, el miércoles 6 de marzo apuñaló a los hermanos Araya cuando los comerciantes intercedieron para defender a una mujer víctima de un arrebato.

Este martes, se realizará una marcha en la plaza San Martín a las 20.


Comentarios


Geldres había apuñalado al padre de Araya en 1990