Gennuso quiere un remate de lotes fiscales de manera virtual y de alcance nacional

El municipio de Bariloche subastará cinco terrenos en la zona oeste que tendrán un valor base de 66.000 dólares cada uno. Evalúan como compatibilizar el sistema.





El intendente Gustavo Gennuso quiere el mayor alcance posible en la subasta de cinco lotes fiscales de alto valor inmobiliario, ubicados en la zona del lago Moreno, por lo que busca que se realice un remate virtual con alcance nacional.

A fines del año pasado el Concejo Municipal aprobó la ordenanza que creo el Programa Hábitat Bariloche en el cual se establece que la venta de inmuebles de dominio municipal será para dotar de recursos a un fondo específico para generar unos 500 lotes sociales con infraestructura.

Con este aval, Gennuso puede avanzar ahora en su plan de subastar cinco lotes ubicados en el barrio parque Lago Moreno, de unos 1.000 metros cuadrados cada, a un valor base de 66.000 dólares o 10 millones de pesos, según fijó la ordenanza.

El Ejecutivo tenía 30 días para fijar las condiciones del remate pero esta definición se demoró ante la idea de realizar una compulsa virtual con un sistema que cuenta el municipio pero que debe tener reglamentación para que su validez no sea objetada posteriormente.

Gennuso señaló a RÍO NEGRO que días atrás envió una consulta al Colegio de Martilleros Públicos para evaluar cómo compatibilizar el sistema propio con la tarea oficial del martillero que deberá realizar la subasta.

Roberto González, presidente del Colegio de Martilleros local, precisó a este diario que actualmente “evalúan cómo se puede aplicar la modalidad virtual en el remate”, por lo que en los próximos días habrá una reunión entre el Ejecutivo y el órgano colegiado. Una posible traba para avanzar en la subasta virtual es que no existe homologación de esta metodología a nivel provincial y debería ser incorporada por ley para que no haya futuras objeciones al procedimiento.

El intendente pretende como mínimo recaudar unos 350.000 dólares con la subasta de los cinco lotes de Lago Moreno y con esos recursos inyectar dinero fresco al fondo para poder avanzar en obras de infraestructura en loteos sociales. La ordenanza determinó que el 80% de esta ganancia vaya al fondo y el 20% restante a obras para la Delegación Lago Moreno, que abarca los barrios del oeste, jurisdicción donde se encuentran los terrenos.

El fondo específico también se nutrirá de aportes nacionales y provinciales, partidas municipales, otros “aportes o donaciones con destino específico” y créditos o empréstitos provenientes de organismos nacionales, provinciales o internacionales aprobados por ordenanza del Concejo Municipal.

El programa de hábitat también prevé actualizar el registro de demandantes del Instituto Municipal de Tierras y Viviendas y establecer el sistema de indicadores y puntaje. Hoy el registro de demanda de lotes sociales, sin depurar, tiene unos 10.000 nombres, según anticipó días atrás el titular del organismo Javier Giménez, que anticipó nuevas reglas para acceder a lotes.

También se fijó un plazo de 180 días, una vez promulgada la ordenanza, las gestiones para la elaboración de proyectos de urbanización de interés social para al menos quinientos (500) lotes sociales con servicios, que deberán ser adjudicados de forma individual a personas que estén inscriptas en el registro de demandantes.


Comentarios


Seguí Leyendo

Gennuso quiere un remate de lotes fiscales de manera virtual y de alcance nacional