El gobierno de Río Negro vuelve a mostrar fuertes desequilibrios en su presupuesto

En los primeros cinco meses del año el presupuesto toca un déficit récord: 822 millones de pesos. Las erogaciones crecieron en forma desproporcionada. La provincia asegura que la partida de intereses fue una de las que más impactó. La electa gobernadora, frente a una compleja herencia.



Una transición complicada. La electa gobernadora, Arabela Carreras, asumirá en diciembre con los números fiscales en rojo.

La vuelta al déficit presupuestario ya debería ser parte de la agenda de la flamante gobernadora electa, Arabela Carreras. Los números de los primeros cinco meses del año muestran que la herencia será muy pesada sino comienzan a corregirse los desvíos de las cuentas públicas.

Datos oficiales señalan en este sentido que el déficit fiscal trepó en esta primera parte del año a los 822 millones de pesos. En el mismo periodo de 2018 esta foto mostraba un superávit arriba de los 1.400 millones de pesos.


¿Cómo se llega a pasar de un fuerte superávit a un complejo déficit en sólo doce meses? Los desequilibrios se producen por un desproporcionado aumento del gasto en el año electoral, todavía en curso, y una desaceleración sobre los ingresos. En este sentido es importante señalar que las erogaciones totales presupuestarias durante enero-mayo crecieron a una tasa del 68% contra un 49% que lo hicieron los recursos. Estos casi veinte puntos de diferencia es lo que marca el cambio de tendencia entre un año y otro.

Tal como lo reflejan las estadísticas oficiales, el principal salto se da en las erogaciones de Capital. Esta partida paso de los 977 millones de pesos en el acumulado de los primeros cinco meses de 2018 a cerca de 3.472 millones de pesos para el mismo período del año. Es decir, creció cerca de 2.500 millones de pesos en valores absolutos y 255% en términos relativos. Parte de este incremento esta atado a un mayor nivel de obra pública. En el período enero-mayo esta partida ejecutó cerca de 2.000 millones de pesos contra unos 800 millones consolidados en 2018.


“Si bien el resultado financiero muestra un déficit de 822 millones de pesos en el acumulado a mayo esto estaba previsto en el presupuesto 2019 y el resultado primario (antes del pago de intereses) continúa siendo superavitario en 708 millones”, confió el ministro de Economía de la provincia, Agustín Domingo al ser consultado por el tema.

El funcionario destacó que el déficit financiero se produce por el peso de los servicios de la deuda en pesos y las elevadas tasas de interés, mayores incluso que las previstas cuando se confeccionó el presupuesto.

Dato clave

68%
Fue el salto que presentaron los gastos totales presupuestarios, unos 20 puntos arriba de la inflación.

“Otra de las causas de estos desequilibrios es el impacto de los aumentos salariales del último trimestre del 2018 que se vio reflejado este año. Y además este año los incrementos otorgados se concentraron durante el primer semestre, 25% vs 15% en 2018”, señaló Domingo.

Por último el ministro argumentó que “tambien nos hicimos cargo de parte del subsidio al transporte de pasajeros”, lo que elevó el gasto presupuestario. Confirmó que “por el lado de los ingresos el año pasado el incremento superaba la inflacion. Este año, el crecimiento de nuestros recursos es inferior”.


Análisis: Escenario complejo para el II semestre


Pocos son los que arriesgan que la situación económica puede llegar a cambiar durante esta etapa del año. Es de esperar que, de no haber correcciones de fondo en el presupuesto en los próximos seis meses, las cuentas fiscales terminarán el año con un fuerte déficit.

El trabajo duro quedará en manos, entonces, de la flamante gobernadora electa, Arabela Carreras.

Distintos estudios privados detallan que gane quien gane en las próximas elecciones de octubre, los problemas económicos se mantendrán -en un escenario optimista- o tenderán a profundizarse, teniendo en cuenta el bajo margen de acción que tendrá el nuevo presidente.

Esto se trasladará a las provincias en menores ingresos presupuestarios. Para el caso específico de Río Negro hay que sumarle las fuertes erogaciones que representan los intereses de la deuda, hoy con tasas muy altas respecto de la media que prima en los mercados.

Carreras, sin dudas, deberá enfrentar un escenario complejo cuando asuma. Las decisiones que tome en los primeros meses de gestión, serán claves para reestructurar el pesado presupuesto que hereda.


Comentarios


El gobierno de Río Negro vuelve a mostrar fuertes desequilibrios en su presupuesto