Gremio retomó la atención a sus afiliados a pesar del coronavirus y se armaron largas filas

Juan Carlos Scalesi dijo que la gente "no tiene para comer". Y justificó la medida impulsada desde el sindicato, en Viedma, aunque aclaró que "no obligan a nadie" a asistir a la sede gremial.



Los afiliados se volcaron masivamente a las oficinas de UPCN, en Viedma: (foto: gentileza)

Los afiliados se volcaron masivamente a las oficinas de UPCN, en Viedma: (foto: gentileza)

La seccional Río Negro de la Unión Personal Civil de la Nación (UPCN) decidió reabrir las delegaciones para entregar órdenes de compra de alimentos, y sus afiliados se volcaron masivamente a solicitar ayuda pese a las restricciones establecidas por la pandemia del coronavirus.

La intención es atender un centenar de personas sin embargo, la fila en las oficinas centrales superó largamente ese número dentro del operativo especial que solamente se extiende por dos horas, es decir de nueve a 11.

La decisión de retomar la atención en mostradores tuvo como argumento una importante demanda y luego de consultas, gestiones e intermediación ante los organismos pertinentes, y ante los cuales se expresó la difícil situación económica y social de los afiliados.

Para implementar este operativo, el gremio les solicitó a los afiliados asistir sólo una persona por familia, no llevar a los niños e ir provistos del documento de identidad y el carnet de afiliado.

Se optó priorizar en la atención a las personas comprendidas en los grupos de riesgo (mayores, embarazadas, etc.). Luego de entregada la orden, el afiliado deberá concurrir inmediatamente al supermercado o farmacia para así evitar otra salida de casa.

En este marco, la UPCN recordó que el aislamiento dispuesto por el gobierno nacional tiene carácter  preventivo y obligatorio, y en consecuencia sólo  se pueden realizar desplazamientos mínimos e indispensables para hacer provisión de alimentos, medicamentos, artículos para desinfección y limpieza. 

Al respecto, el secretario general Juan Scalesi, explicó a Río Negro que la decisión de abrir las instalaciones se tomó porque “la gente no tiene para comer” a la vez que insistió en que la atención es restrictiva, por ese lapso y exclusivamente para retirar órdenes de compra de comestibles y medicamentos en farmacias.

Aclaró que “nosotros no obligamos a nadie” para que atienda porque “es un compromiso riesgoso” con lo cual tuvimos que armar un protocolo para que se cumplan las normas de seguridad solicitando apoyo policial.

En caso de que durante esta jornada de lunes no se pueda contener a la totalidad de afiliados que reclaman órdenes de compra, el gremio se comprometió a seguir atendiendo dentro de las limitaciones oficiales.


Comentarios


Gremio retomó la atención a sus afiliados a pesar del coronavirus y se armaron largas filas