Guardavidas de Bariloche intensifican la protesta por falta de acuerdo

El municipio quiere reducir el servicio en las playas y contratar solo a 20 trabajadores para custodiarlas, con menos sueldo. El litigio lleva varios meses.

Continúa la tensión entre guardavidas y el municipio. Foto: archivo

Continúa la tensión entre guardavidas y el municipio. Foto: archivo

A pocos días del inicio de la temporada, el conflicto entre el municipio y los guardavidas continúa irresuelto y los trabajadores se concentraron hoy en el Centro Cívico para manifestar su rechazo frente al recorte que se aplicaría este año en el servicio de seguridad de playas.

El secretario general del sindicato de Guardavidas, Juan Rapaport, dijo que comenzaron a negociar hace cuatro meses pero no llegaron a ningún acuerdo, ni siquiera con la mediación de la secretaría de Trabajo de la provincia.

Señaló que la propuesta del municipio es contratar sólo 20 guardavidas -la mitad de los que requirió en temporadas anteriores- y también pretende pagarles sólo “la mitad del salario de convenio más un plus de 3.000 pesos”.

Rapaport dijo que si no acceden a los contratos se van a considerar despedidos y que el martes 1 de diciembre harán las denuncias en la justicia laboral. También adelantó que ese día, cuando debería empezar el servicio de playas, los guardavidas se presentarán en los balnearios donde trabajaron hasta febrero pasado “para garantizar la seguridad de la gente que se acerque a las playas, aun sin salario y sin contrato laboral”.

Los guardavidas quemaron neumáticos y reclamaron frente al municipio. Foto: Alfredo Leiva

Alrededor de 25 guardavidas se manifestaron hoy al mediodía con sus camperas rojas frente al edificio de la intendencia, donde quemaron neumáticos y expusieron sus reclamos con bombos y redoblantes.

Rapaport dijo que el municipio “no hizo ninguna propuesta satisfactoria” y ayer se venció el último plazo en la instancia de conciliación abierta por Trabajo. Afirmó que el sindicato pretendía destrabar el conflicto y llegar “a un acuerdo razonable” que no se produjo.

El propósito de la organización era preservar los 40 puestos de trabajo, pero el municipio ya anunció que reducirá esa dotación y piensa limitar los espacios habilitados para los bañistas.

Viernes de reclamos en el Centro Cívico. Al mediodía los guardavidas se manifestaron. Foto: Alfredo Leiva

Según Rapaport, ninguno de los afiliados del sindicato recibió convocatorias hasta ahora para trabajar bajo la nueva modalidad. “No sabemos qué es lo que quieren hacer, con qué criterio profesional”, explicó.

El dirigente insistió en que no aceptarán de ningún modo una baja de salario, “que el municipio justifica en la pandemia pero quiere dejarlo para siempre”. También dijo que la reducción que pretende aplicar “es imposible” y por ejemplo la playa Bonita (la más extensa y concurrida) “no admite de ningún modo un servicio seguro con solo dos guardavidas”.

Admitió que “la situación es un desastre” y que debido a las demandas laborales podría causarle al municipio mayor perjuicio económico que el ahorro buscado con el recorte.

El sindicato de guardavidas inició con el acto de hoy en el Centro Cívico una serie de manifestaciones públicas que piensan continuar el lunes y el martes, con la generación de un “fondo de lucha”, ollas populares y otras actividades que prefirieron no adelantar.

El 1 de diciembre comienza la temporada y los guardavidas no tienen resuelta su situación. Foto: Alfredo Leiva

SUSCRIBITE A NOTICIAS DIARIAS
Todos los días un correo con las noticias más importantes del día.

Comentarios


Guardavidas de Bariloche intensifican la protesta por falta de acuerdo