Guatemala bajó inesperadamente la compra de los dos aviones Pampa

Es a una semana de la firma del contrato, en un acto con el presidente Macri y su colega Jimmy Morales. El ministro de Finanzas de ese país admitió ante el Congreso que no disponían de fondos para hacer la operación. Y una ONG denunció sospechas de fraude.



Guatemala anunció ayer que decidió suspender la compra de dos aviones Pampa III construido por la Fábrica de Aviones (Fadea) de Córdoba, una semana después de la firma del acuerdo durante la visita a la Argentina del presidente Jimmy Morales. Se trata de una operación de u$s 28 millones de dólares, que incluía la formación de pilotos y el mantenimiento de los aviones. Constituía además la primera venta al exterior de la empresa - que depende del ministro de Defensa Oscar Aguad- en 35 años. Aquí, la defendieron.

La decisión en Guatemala siguió a una fuerte polémica por denuncias de fraude en la operación en el tramo final del gobierno de Morales. Guatemala irá el 11 de agosto a un balotaje entre la socialdemócrata Sandra Torres y el derechista Alejandro Giammattei.

El vocero del ejército guatemalteco, Oscar Pérez, dijo ayer que la suspensión responde a una recomendación de la Contraloría General de Cuentas de la Nación, encargada de vigilar las entidades públicas. “La Contraloría recomienda el desistimiento del proceso”, dijo Pérez.

La organización Acción Ciudadana, representante de la ONG Transparencia Internacional, pidió dos días después de la firma del contrato levantar los fueros al presidente Morales para investigarlo por “sospechas de fraude” al evadir la legislación local sobre compras públicas. El jueves 4, el ministro de Finanzas guatemalteco, Víctor Martínez, admitió ante el Congreso que no contaba con un dictamen presupuestario que indicara de dónde saldrían los fondos para la compra de los aviones, según consignó el diario “La Hora”.

En un comunicado difundido ayer, Fadea indicó que se trató de una decisión “unilateral” del gobierno de Guatemala. “Responde a circunstancias que exceden a la Argentina, dado que el acuerdo se confeccionó en un marco de legalidad y transparencia absoluta, cumplimentando y respetando las exigencias formales, jurídicas y técnicas que garantizan su validez y ejecución”, dijo.

Citado por el sitio web de La Nación, el presidente de Fadea, Antonio Beltramone confirmó que la suspensión surgió de Guatemala. “Aclararon que no es un problema con el avión, con el precio, ni con las prestaciones”.

“Río Negro” consultó en fuentes oficiales que participaron de la operación: defendieron la transparencia, dijeron que había sido aprobada por todas las instancias en los dos países y por los proveedores internacionales de Fadea. Y adjudicaron la decisión a una interna política en Guatemala

Dato

u$s 28
millones de dólares era el monto del contrato por la venta de los dos Pampa III a Guatemala.

Un avión de entrenamiento

El Pampa III es un avión de entrenamiento básico-avanzado, utilizado por los cadetes de la Fuerza Aérea Argentina para aprender a volar. También se usan para controlar y custodiar las fronteras.

La operación con Guatemala fue había sido celebrada con euforia. Fadea comunicó entonces que “esta venta es un hito histórico para nuestro país” y afirmó que la fábrica de aviones “vuelve a ser exportadora de tecnología de altísima complejidad, demostrando la gran capacidad que poseemos los argentinos”.

Guatemala, su destino, es un país castigado por la pobreza, la inseguridad y la corrupción que minaron la credibilidad global en su clase política.


Temas

Argentina

Comentarios


Guatemala bajó inesperadamente la compra de los dos aviones Pampa