Gutiérrez volvió a endeudarse y emitió Letras por más de $1.000 millones

Una mitad es en dólares y la otra en pesos que se pagarán entre fines del 2020 y el 2021. Neuquén está en plena negociación con los acreedores externos para reestructurar deuda en dólares por 900 millones.





El ministerio de Economía está bajo la conducción de Guillermo Pons. Foto: Yamil Regules.

El ministerio de Economía está bajo la conducción de Guillermo Pons. Foto: Yamil Regules.

El gobernador de Neuquén volvió a recurrir al endeudamiento para financiar la caída de recursos provinciales y emitió Letras del Tesoro por más de 1.000 millones de pesos a corto plazo.

En pleno proceso de negociación con sus acreedores externos para reestructurar la deuda en dólares, el gobernador Omar Gutiérrez salió al mercado la semana pasada y consiguió dinero que deberá devolver en diciembre de este año y noviembre del 2021.

La colocación es la cuarta del año en el mercado: en enero emitió Letras del Tesoro por 1.500 millones de pesos y en abril hizo una operación similar por otros 937 millones. En julio renegoció casi la totalidad de su deuda en pesos a través de un "roll over" que alcanzó los 4.307 millones más dinero fresco por 600 millones.

En mayo, además, salió a ofrecer 4.000 millones de pesos para cancelar deuda con los proveedores de la provincia a través del programa LETES 3230.

La nueva emisión fue realizada el 13 de agosto a través de dos series. Por las Letras del Tesoro Serie II Clase I obtuvo 6,8 millones de dólares que pagará al tipo de cambio mayorista con una tasa fija anual del 4%.

Deberá cancelarlas en un solo pago en noviembre de 2021.

Por las Letras del Tesoro Serie III Clase I consiguió 500 millones de pesos cuyo interés será el de tasa Badlar para bancos privados más un margen de 7% nominal anual.

El pago se hará en un menor plazo, en diciembre de este año.

Neuquén se encuentra en proceso de reestructurar unos 900 millones de dólares de deuda bajo ley extranjera. La mayor porción (701 millones de dólares) corresponde a acreedores de bonos Ticade y Tideneu, mientras que el cupo restante (120 millones de dólares) es por un préstamo con el Credit Suisse.

La oferta para los bonistas vencerá este viernes y ya hay al menos dos grupos ad hoc de acreedores que anticiparon su rechazo a la propuesta que busca bajar los cupones de interés, extender la fecha de amortización final y, en el caso de los bonos Ticade, una modificación sobre el fideicomiso de regalías que garantiza su pago.

La provincia enfrenta uno de sus años más complicados por el parate económico que generó la pandemia del coronavirus, con gran impacto sobre la actividad hidrocarburífera. Recién en junio comenzó a verse una recuperación tras la implementación del barril criollo que mejoró la recaudación local y el cobro de regalías.


Comentarios


Gutiérrez volvió a endeudarse y emitió Letras por más de $1.000 millones