Proveedores de Neuquén aceptaron más de $2.000 millones en Letras

En dos meses, se alcanzó la mitad del cupo disponible. Habrá una segunda ronda. Para el gobierno, el resultado fue “positivo”.





El ministerio de Economía prepara una segunda etapa para la suscripción. Foto: archivo.

El ministerio de Economía prepara una segunda etapa para la suscripción. Foto: archivo.

El gobierno de Neuquén logró una aceptación de las LETES 3230 por más de 2.000 millones de pesos, la mitad del cupo que puso a disposición para cancelar deudas con proveedores y contratistas del Estado. El resultado se evaluó como “positivo”, teniendo en cuenta que el plazo para la adhesión fue de sólo dos meses, aunque habrá una segunda ronda para elevar ese monto a 3.000 millones.

Según informaron ayer desde la Casa de Gobierno, el total de solicitudes aceptadas entre el 26 de mayo y el 27 de julio fue de 221. No se detalló qué porcentaje representa en el universo total de acreedores.

El programa LETES 3230 fue creado por el gobernador Omar Gutiérrez para disponer de una herramienta de pago a los proveedores cuyas deudas superaran el millón de pesos, monto que luego se rebajó a 500.000 pesos. El mecanismo, que se ofreció como voluntario, había sido autorizado por la ley de emergencia sanitaria que aprobó la Legislatura de Neuquén a fines de marzo.

El gobierno confirmó a RÍO NEGRO que el monto de aceptación superó por poco los 2.000 millones de pesos y anticipó que el ministerio de Economía “está trabajando para una segunda etapa con el objetivo de llegar a los 3.000 millones”.

El importe promedio aceptado fue de 7,7 millones de pesos, con un rango que alcanzó un máximo de 100 millones de pesos por un solo proveedor.

Las LETES tendrán un plazo de gracia de un año y devengarán intereses similares a los de un plazo fijo. El capital deberá ser amortizado en cinco cuotas trimestrales: la primera se pagará el 26 de mayo de 2021, la segunda el 26 de agosto del mismo año, la tercera el 26 de noviembre, la cuarta el 26 de febrero de 2022 y, la última, en la fecha de vencimiento.

El programa financiero fue recibido en sus inicios con poco entusiasmo por los proveedores locales, aunque se evaluó como la única herramienta para obtener liquidez en el corto plazo, en el contexto de una crisis económica que redujo drásticamente los recursos de la provincia.

La cámara de comercio local, Acipan, y la Cámara de la Construcción habían manifestado críticas sobre el mecanismo, particularmente por las dificultades para sortear los trámites administrativos y por la falta de precisiones sobre la utilidad que podrían darle a las letras.

Pese a ello, desde el Ejecutivo se evaluó ayer que el resultado hasta aquí “es positivo porque refleja que el esquema que se organizó con el Banco Provincia de Neuquén sirvió para dar confianza a los proveedores”.

Según aseguró el gobierno, las letras podrán servir para el pago de impuestos provinciales y como garantía para la toma de créditos que ofrece el BPN.

En números

221
fueron las solicitudes de suscripción de LETES que aceptó la provincia.
$4.000 millones
es el cupo total que se puso a disposición para cancelar deudas con proveedores.

Comentarios


Proveedores de Neuquén aceptaron más de $2.000 millones en Letras