Hicieron un informe sobre la tortura en Neuquén y ahora Provincia no responde

Desde el Comité para la prevención de la tortura dicen que el jefe de Gabinete González y la ministra Merlo no respondieron, pero sí la Legislatura y el fiscal jefe, Gerez.





El Comité Nacional para la Prevención de la Tortura (CNPT) realizó el primer informe de Neuquén y, aseguran, ahora no les responden desde el Ejecutivo. sin embargo, destacaron que la Legislatura neuquina fue la primera de todo el país que los convocó y que sí pudieron continuar el trabajo con el fiscal general, José Gerez.

La comisionada Josefina Ignacio explicó a «Vos a diario», el programa de RN Radio 89.3, que, durante noviembre del año pasado, recorrieron lugares de encierro de Neuquén capital. El próximo paso era recorrer los de la provincia, pero la pandemia impidió esta tarea.

Durante ese viaje acompañaron la aprobación del comité contra la tortura provincial, que, aclaró, aun no se puso en marcha. Ignacio relató que en esa instancia fueron recibidos por el jefe de Gabinete, Sebastián González, y la ministra de Gobierno y Seguridad, Vanina Merlo. Recordó que «se mostraron muy dispuestos a trabajar, pero después no volvimos a tener una comunicación, no han respondido al informe, no han hecho ningún comentario», lamentó la comisionada.

Quienes respondieron al informe fueron el responsable del Ministerio Público Fiscal, José Gerez, y la Legislatura de Neuquén, por convocatoria de la diputada del Frente de Todos, Ayelén Gutiérrez. «Quedamos en trabajar juntos para poner en marcha el organismo local, que hoy es lo más urgente», resaltó Ignacio.

Durante su visita, el CNPT recorrió las unidades de detención 11, 12 y 16, además de 10 comisarías que alojan transitoriamente a personas
detenidas. Según la comisionada, tanto la Defensoría Pública, como las organizaciones sociales (APDH, Zainuco) manifestaron que las condiciones sobre lo observado en hace más de un año y en comparación a la actualidad no han cambiado mucho: «el informe sigue muy vigente».

El informe observó que la U11 tiene «graves condiciones de alojamiento, indignas para la habitabilidad y altamente perjudiciales para la salud psicofísica». Lo que volvió a la agenda es un tema de hace dos años, los famosos «buzones» de esta cárcel, celdas pequeñas, sin luz eléctrica ni solar, humedad en las paredes, sin ventilación y de las que los internos solo pueden salir muy poco tiempo, para calentar agua porque tampoco tienen en ese sector. Este pabellón fue rehabilitado después que una orden judicial ordenara refacciones, pero el Comité fue concluyente: «se tratan de espacios no aptos para ser habitados por personas».

En el caso de las comisarías solo se pudo diferenciar el trato que reciben los internos. «Las personas entrevistadas manifestaron un trato respetuoso por parte del personal y autoridades, aunque las condiciones generales son poco propicias para el alojamiento de personas y no reúnen los requisitos para garantizar el tratamiento penitenciario», detalló el informe.

Además, en sus conclusiones, el CNPT observó con preocupación que la administración de las prisiones permanezca a cargo de la policía provincial y señaló que es importante avanzar en la conformación de una institución especializada para asistir y acompañar a las personas condenadas.


Comentarios

Comentarios

Para comentar esta nota debes tener tu acceso digital.
¡Suscribite para sumar tu opinión!

Suscribite

Logo Rio Negro
Hicieron un informe sobre la tortura en Neuquén y ahora Provincia no responde