“Hora de reivindicación: la trucha”



#

Llamar las cosas por su verdadero nombre. Esto significa no desmerecer a un preciado, inteligente, noble, combativo y astuto pez como es el salmónido que habita nuestros caudalosos ríos y lagos cordilleranos: la trucha. Hoy se emplea –y desde hace mucho tiempo en nuestro país, lamentablemente– para identificar todo acto delictivo, fraudulento, aborrecible y fundamentalmente falso… que tanto abunda en la vida cotidiana y que se observa o escucha en todos los medios. Se utilizaron todo tipo de técnicas para tratar a este noble pez, que tiene adeptos desde hace incontables años en todo el mundo, por todo lo que representa su captura. Actualmente se concientiza entre los pescadores de ley la captura y devolución (anzuelo sin rebaba). Lamentablemente en estos días quedan en nuestro hábitat sin el concebido castigo todos aquellos que cotidianamente provocan actos, llamados truchas o truchos, reitero cosa falsa. Considero que es hora de terminar con todo esto o cambiar el seudónimo por algo más contundente, como falso, de más está decir que todo esto está condicionado por un acto patológico, Debemos erradicar la denominación que hace mención a dicho pez. Por supuesto, soy pescador, me gusta respetar la ley y siempre con artificiales. Quiero reivindicar a alguien que, siendo un pez, merece el mejor de los respetos. No olvidemos que desde todo el planeta vienen a nuestro querido sur a pescarlos, me consta… Noviembre de 1976. Jorge Hugo Pedrini, LE 7.517.889 San Martín de los Andes

Jorge Hugo Pedrini, LE 7.517.889 San Martín de los Andes

la foto del lector


Comentarios


“Hora de reivindicación: la trucha”