Hoy pinta para un paseo divertido con cerveza artesanal

En Bariloche, escuchar el boca en boca es la mejor manera de conocer los bares . Un buen plan es realizar el circuito cervecero o contratar un paseo guiado para conocer cómo se fabrica y produce.



La cerveza artesanal es un sello de Bariloche y desde hace algunos años se convirtió en un atractivo turístico para descubrir y saborear.

La variedad de estilos Ale o Lager son múltiples y cada cervecería tienen su toque particular. Por eso, elegir cuál es la mejor cerveza artesanal de la ciudad es difícil de determinar y es cuestión de preferencias. Lo que sí afirman con certeza los cerveceros locales, que fabrican un promedio de 500.000 litros mensuales, es que la variedad Indian Pale Ale (IPA), es la que más se vende en cada pub.

El “boca en boca” es la mejor manera de conocer los bares y definir qué cerveza probar. En la parada de colectivo, en una esquina con mapa en mano o en una excursión tradicional, es habitual encontrarse en Bariloche con turistas que preguntan y siempre hay un local que orienta a los desconcertados visitantes.

Recorrer por cuenta propia

Un buen plan es realizar el circuito cervecero a gusto y placer. En el centro de la ciudad, en inmediaciones del Club Andino Bariloche, la concentración de bares y brew pubs suma una quincena de propuestas. En promedio el valor de una pinta es de 150 pesos y casi todos los bares entre las 18 y las 21 tienen “happy hours” con descuentos al beber la segunda pinta o precios 2x1.

Hay pubs que ofrecen cerveza de pequeñas fábricas locales.

Hay pubs que ofrecen cerveza artesanal multimarca de micro fábricas barilochenses que no cuentan con sus propios bares como Berna y Diuka, por ejemplo. Los que tienen sus propios brew pubs con sus variedades en el centro son Blest, Manush, Bachmann, Wesley, Berlina, Konna y Antares.

En el verano en esta zona se realiza el Paseo de Montaña con escenarios, bandas en vivo, mesas afuera y las peatonales en las calles Juramento y los primeros cien metros de 20 de Febrero.

En un radio de 20 cuadras también hay otras propuestas de cervecerías artesanales como Lowther y Weiss, que están sobre la calle Mitre.

La cerveza tirada se acompaña con una picadita.

Más hacia los kilómetros, un clásico barilochense es la cervecería La Cruz, que está ubicada a la altura del kilómetro 6 de Pioneros. En la zona de la rotonda que conduce al cerro Catedral también hay varias propuestas para degustar cerveza artesanal y en la avenida Bustillo hay opciones de brew pubs de Manush y Blest a la altura del kilómetro 4, mientras que en la zona de Playa Bonita, la empresa chilena Kunstmann tiene su propia fábrica y restaurante.

Un poco más alejado, en el kilómetro 18 se encuentra la fábrica de Wesley y en el Circuito Chico son un clásico conocer los pubs y fábricas de Gilbert en el barrio Las Cartas, Berlina en Colonia Suiza y Patagonia, cercana a Bahía López.

Circuito guiado

Para los que buscan adentrarse en el mundo cervecero, hay paseos para conocer el proceso, los ingredientes y cómo se fabrica la cerveza artesanal.

Victoria Queirolo y Sofía Martin detectaron hace 3 años que faltaba un servicio guiado para hacer un tour cervecero y diseñaron el primero en la ciudad: Bariloche Beer. “Coincidió con el boom de la cerveza artesanal, pensamos qué faltaba en el circuito turístico de la ciudad y trasladamos la idea del Pub Crawl que conocíamos de otras ciudades”, detalló Victoria.

Un circuito guiado recorre en 5 horas tres fábricas.

El circuito recorre en 5 horas tres fábricas del Circuito Chico como Gilbert, Berlina y Patagonia. Las salidas son los viernes y sábados, y el transporte pasa a buscar a los turistas por su alojamiento a las 17:30 para comenzar el recorrido.

En plan propone que en cada fábrica los maestros cerveceros cuenten cómo el proceso y los visitantes degusten las distintas variedades. “Hay un proceso de maridaje en cada una de las fábricas, un equilibrio entre lo que se come y lo que se bebe”, detalló Victoria quien remarcó que la salida concluye con una cena en cervecería Patagonia. Los menores también pueden acudir pero en lugar de cerveza beben bebidas sin alcohol.

El tour cervecero se ofrece en agencias de turismo o de manera directa a través de las redes sociales y el sitio web de Bariloche Beer. El costo es de 3.200 pesos por persona.

Se bebe bien, afirman que fabrican un promedio de 500.000 litros mensuales.

Andrea Canavino también ofrece un circuito por las fábricas de cerveza artesanal de la zona oeste. Bariloche Beer Experience comenzó con salidas en junio pasado y su propuesta es “un programa de contrastes y conceptos diferentes de cada una de las cervecerías”, explicó.

El tour comienza en la fábrica de Wesley, en el kilómetro 18 de Bustillo, donde prima un entorno natural, continúa en Gilbert con su impronta de emprendimiento familiar y bien artesanal, y termina en la microcervecería Patagonia del Circuito Chico, donde las dimensiones de la fábrica son más grandes y el paisaje deslumbra.

Precio

$150
es lo que sale en promedio una pinta de cerveza artesanal.

En cada fábrica los maestros cerveceros ofrecen una charla y degustación a la que se suman los sabores en cada parada y el cierre es en Gilbert, en el barrio Las Cartas, con una tabla de ahumados.

El paseo se ofrece en agencias de turismo y las salidas son entre miércoles y viernes a partir de las 15. Tiene una extensión de 5 horas, con traslados incluidos por un valor de 2.800 pesos por persona (los menores pueden participar con un precio diferencial y bebidas sin alcohol).

Si no sabes a dónde ir, siempre hay un local que orienta a los desconcertados visitantes.

La degustación de cerveza artesanal combinada con un poco de historia también se incluye en el plan de Walking Tour que es una experiencia para conocer la zona céntrica caminando, de la mano de un guía de turismo, con quien se prueba la gastronomía local. Una parada de este paseo es en la cervecería Bachmann, en su pub de Quaglia y Elflein, donde se podrá conocer los orígenes de este emprendimiento familiar que creció y ya es un clásico barilochense.

Las salidas son los miércoles a las 19 y jueves al mediodía por un costo de 1.350 pesos por persona.

Todos juntos en una fiesta


Pinta Bariloche es la Fiesta de la Cerveza Artesanal de Bariloche y la zona Andina que tuvo su primer encuentro en febrero pasado. La propuesta de la Asociación de Cervecerías Artesanales es reunir en un solo lugar a todas las microcervecerías de la región y al mismo tiempo disfrutar en un predio al aire libre de buena gastronomía y música en vivo.

La fecha de la segunda edición todavía no se conoce pero los organizadores ya preparan lo que será un nuevo evento cervecero.


Comentarios


Hoy pinta para un paseo divertido con cerveza artesanal