Hoy se conocerá la suerte que correrá el proyecto “Taxi Rosa” en Neuquén

La parada exclusiva para mujeres la debe designar el Municipio.





En la última sesión del año, en los bloques del Concejo Deliberante se cuentan los votos para conocer si habrá o no votación por la parada rosa. El expediente tomó estado parlamentario, pero necesitan 12 votos para que se trate sobre tablas hoy. Si no están, se votará a partir del 15 de febrero, cuando se reanudan las sesiones ordinarias.

El gremio que agrupa a los peones de taxis dijo que el Ejecutivo Municipal se comprometió a que “no prosperará” la parada para conductoras mujeres.

De 18 votos, 5 ya se cuentan en contra. No se conoce si el concejal del FRIN, Camilo Echevarría, se sumará al bloqueo del oficialismo.

El despacho lo firmó el FIT (2 votos), Libres del Sur (1 voto), el bloque unipersonal del Frin y el edil del PRO, Marcelo Bermúdez.

Para lograr la firma tanto de Echevarría (Frin) como de Bermúdez, el proyecto se modificó para que la parada en el centro esté destinada a conductoras mujeres (auxiliares y licenciatarias), no a la docena de peonas de taxis que adhirieron al “taxi rosa”.

La parada rosa consiste en que el municipio designe una ubicación en la zona céntrica en la que todas las conductoras sean mujeres, las 24 horas.

Los taxistas en contra de la prestación del servicio por conductoras mujeres anunciaron que estarán hoy en alerta.

Cuatro peonas de taxis fueron despedidas porque adherían al “taxi rosa”, mientras que en las paradas libres que hay en todos los hiper, en el aeropuerto y la terminal (paradas sin base) las peonas de taxi deben soportar insultos y encerronas durante la jornada laboral. El grupo de choferes que pelea para sacarlas se ocupan de cortar y pegar fotos de sus redes en grupos de terceros con mensajes denigrantes.


Comentarios

Comentarios

Para comentar esta nota debes tener tu acceso digital.
¡Suscribite para sumar tu opinión!

Suscribite

Logo Rio Negro
Hoy se conocerá la suerte que correrá el proyecto “Taxi Rosa” en Neuquén