Circulación por DNI en Neuquén: días y horarios para comprar y recrearse

Hugo Fattoruso: memorias de un shaker

Protagonista de la música popular rioplatense, el fundador de Los Shakers y Opa estará en la región junto al Quinteto Barrio Sur en el marco del Festival Internacional de Percusión.



1
#

Pianista. Hugo Fattoruso recorrió un largo camino en la música, desde el beat al candombe y el jazz.

2
#

Quinteto Barrio Sur. Fattoruso, junto a Albana Barrocas y los hermanos Silva.

3
#

Montevideo beat. Hugo Fattoruso, segundo desde la izquierda, con Los Shakers.

4
#

El regreso triunfal de Opa en 1981.

5
#

Fgfg udfgfgfg

Opa en los 80, con Hugo Fattoruso, primero a la derecha.

Montevideo, años 60. Los hermanos Fattoruso no eran roqueros cuando Los Beatles irrumpieron. Pero nadie pudo no serlo desde entonces. Incluidos los hermanos Fattoruso, Hugo y Osvaldo: dejaron el jazz por un rato y le dieron forma a Los Shakers, una banda que hizo lo que casi todos: imitar a Los Beatles, pero también lo que casi nadie: escribir sus propias canciones en inglés.

Grabaron su primer disco en 1965, cuando el movimiento beat apenas balbuceaba en Buenos Aires. Y “Break It All” (Rompan todo) era su primer gran hit. Lo fue siempre. Lo es aún hoy. Tras grabar dos discos más, “Shakers For You” (1966) y el influyente “La conferencia secreta del Toto’s bar” (1968), Los Shakers se disolvió y los hermanos Fattoruso retomaron el jazz.

A comienzos de los ‘70, se mudaron a Nueva York y formaron otro grupo imprescindible: Opa.

Este trío conformado por Hugo, Osvaldo, Ringo Thielman y más tarde Ruben Rada fusionó el jazz con el candombe y los sintetizadores de la época. Tras una década sin tocar en casa. los Fattoruso volvieron al Río de la Plata para mostrar lo que ya era una banda de culto y para no volver a irse más. Desde entonces, Hugo y Osvaldo, fallecido en 2012, fueron parte de la escena musical rioplatense enriqueciendo proyectos propios y ajenos. Este fin de semana, Hugo estará en la región con el Quinteto Barrio Sur, como parte del Festival Internacional de Percusión de FCP. Lo que sigue es un recorrido por su música en sus palabras, desde Los Shakers a los días actuales.

P- ¿Qué recuerda de Los Shakers hoy?

R- Nuestra inocencia y nuestra juventud, con mi hermano Osvaldo y dos superamigos, “Pelin” Capobianco y “Caio” Vila. No tenemos mérito ninguno de aquel éxito. Lo que ocurrió fue que llegó a Montevideo un cortometraje sobre Los Beatles, lo vimos y decidimos formar un grupo que imitara eso que era Los Beatles, su estilo de músico de dos minutos y medio, el pelo, las botas... una cosa de juventud.

P- Pero más allá de ese intento de imitar a Los Beatles, Los Shakers cantaban en inglés sus propias canciones.

R- Es verdad, es verdad. No sé si composiciones. Yo le llamo canciones, una melodías definidas. Era cosas ultra simples desde todo punto de vistas.

P- Cantaban en inglés como todos, pero con letras propias como casi ninguno.

R- Eso también tiene que ver con Los Beatles porque ellos graban algunas canciones de otros, pero la mayoría eran de su autoría. Cantaban y grababan sus propias canciones y nosotros intentamos imitar eso también. Nos dijimos ‘vamos a escribir nosotros, chau’.

P- Eso fue un paso al frente respecto de otras bandas argentinas de la época.

R- Es lo único que quizás se pueda salvar (risas). Porque lo demás no es local, es extranjero, no es rioplatense, no es montevideano.

P- ¿Cómo era la lírica shaker?

R- Eran letras románticas un poco al estilo de los primeros beatles. También alguna letra crítica, pero en su mayoría eran dulces, digamos.

P- Y “Break It All” (Rompan todo), que sigue siendo imbatible.

P- Sí, la verdad que sí (risas). Rescato el pulso que tiene y su melodía bien juvenil.

P- Los Shakers fueron más bien breves y su último disco, el tercero del grupo, “La conferencia secreta del Toto’s bar (1968)”, es una articulación con lo que vendría después.

P- ¡Cómo va a durar un grupo que canta en inglés en el Río de la Plata! ¡Qué invento es ese! (risas) Tocamos mucho, tocamos en Buenos Aires, facturábamos dos mangos a pesar del éxito que teníamos. Nada que ver con la actualidad.

P- “La Bossa Nova de Hugo y Osvaldo” (1969) es el primer trabajo pos Shakers.

R- Con mi hermano estábamos ociosos, se había desarmado el grupo, vivíamos en Buenos Aires y nos gustaba mucho el estilo de la bossa nova. Era algo que nos pareció que podíamos hacer.

P- Y ya le sueltan definitivamente la mano a la cuestión beatle.

R- Nos fuimos de Inglaterra a Brasil (risas)

P- ¿Por qué no siguieron el camino del rock? Porque tras Los Shakers no volvieron a tener un proyecto roquero.

R- Exacto. Comenzamos a componer otras corrientes melódicas, fuimos mutando dentro de nuestras posibilidades y nosotros fuimos detrás de eso.

P- ¿Cómo llegan a Opa, la formación musical que los definió en los ‘70?

P- Antes de Los Shakers, a fines de los 50 y comienzos de los ‘60, indagábamos y practicábamos mucho un estilo de jazz que al músico le gusta mucho tocar porque le permite improvisar que es el bebop. Íbamos lunes miércoles y viernes a tocar al Hot Club de Montevideo. Entonces, antes de Los Shakers nosotros teníamos otros conocimientos armónicos que no tienen nada que ver con Los Shakers. En Opa fusionamos nuestros conocimientos del jazz, de la música brasileña y del Río de la Plata con el uso de sintetizadores, que es una de las particularidades de Opa. Ahí estopa, en esos sintetizadores.

P- Opa consigue en “Goldenwings” (1976) un sonido progresivo que cambia en “Magic Time” (1977) con la incorporación de Ruben Rada .

R- Claro! Fue increíble que Rada pasara por EE.UU. justo cuando estábamos por empezar a grabar, ese fue un golpe de suerte increíble. Su presencia cambia cualquier banda.

P- Tras el final de Los Shakers ustedes se van a Nueva York y allí conforman Opa.

R- Ringo Thielman, el bajista, nos llama a mi hermano y a mi y nos pregunta qué estábamos haciendo y nosotros estábamos medio corriendo la coneja. Así que nos fuimos para allá. Nos instalamos en Queens. Estuvimos tocando durante cuatro años y medio de martes a domingo en un restaurante italiano de Long Island apenas abría, o sea que no había nadie, sólo los mozos, los cocineros. Ahí tocamos sin los sintetizadores lo que luego grabamos con Opa con sintetizadores en el estudio.

P- Llegaron al primer disco con mucho recorrido.

R- Estábamos muy fogueados, teníamos mucho entrenamiento. Tocábamos para músicos que nos iban a ver, ahí se cocinó el repertorio de Opa. Después, cuando llegaba la clientela al restaurante cambiábamos nuestro repertorio y tocábamos la música que pasaban en la radio como Steve Wonder, por ejemplo.

P- ¿Cuándo pegan la vuelta?

R- Sucedió un milagro. En 1981 nos llaman a la casa de un conocido en Queens el señor Osvaldo Papaleo. Quería ubicar a Opa y no sabía cómo. Consiguió un teléfono y llamó. Nos avisaron que dos días después ese señor Papaleo nos iba a llamar ahí. Nos dijo que fuéramos a tocar como teloneros de Milton Nascimento en Buenos Aires para hacer tres Obras. Nos volvimos después de poco más de diez años en EE.UU.

P- ¿Qué les cambió musicalmente haber estado durante la década del 70 en EE.UU.?

R- (Piensa Hugo) Es una muy buena pregunta que no puedo responder.

P- ¿Los sintetizadores de Opa son parte de ese clima neoyorquino?

R- Sí, claro. Salieron esos instrumentos, usamos la grabación multitrack y resultó un desastre eso porque en vivo no sonábamos así, sonaba muy bien, pero la grabación era un disparate porque yo grababa cinco teclados diferentes . No es válido porque en vivo tengo dos brazos nomás (risas).

P- Los años de Opa fueron exclusivamente neoyorquinos.

R- Exactamente. Estuvimos once años sin salir de allá, sin tocar acá. Volvimos recién en 1980 las tres noches en Obras y otras dos en Montevideo. Para cuando Papaleo no llama para telonear a Milton el grupo ya no estaba activo. Se rearma para esos shows una semana antes para ensayar. Vinimos con Gary Gezeway, quien era mi esposa María de Fátima, Ruben Rada, mi hermano Osvaldo y yo. Acá en Montevideo explotó porque lo que había era el Canto Popular y Opa era medio marciano (risas). Para nosotros también era volver al Río de la Plata y mostrar acá algo que sólo habíamos sonado allá.

P- Ya de vuelta se abren múltiples propuestas que llegan hasta hoy.

R- Sí, mi recorrido musical es muy variado. Distintas formaciones de jazz, de candombe uruguayo. Hoy tengo mi proyecto “HA Dúo” con Albana Barrocas, otro con el quinteto Barrio Sur junto a la familia Silva y la propia Barrocas, una propuesta que me encanta, netamente montevideana.

P- Con ellos vienen a la región, ¿ de qué va el show que veremos aquí?

R- Los hermanos Silva, Mathías y Wellington, junto a Albana Barrocas y yo en piano. Aparte de nuestras composiciones, versiones de diferentes autores de candombe fusión, tradicional y de vanguardia. Eso es lo que presenta Barrio Sur.

P- ¿Conocía el Festival Internacional de Percusión organizado por Fundación Cultural Patagonia?

R- La verdad que no, pero estamos muy contentos que nos pusieran en la mira del festival. Llevamos una propuesta muy particular. Una música con mucho brío, mucha raza y los percusionistas son sencillamente fabulosos: precisión suiza y swing africano.

“Barrio Sur cuenta con cuatro percusionistas que son sencillamente fabulosos: precisión suiza y swing africano”,

explica Hugo Fattoruso, en referencia al grupo que visitará la región.

Los Shakers fueron la primera banda beat que tuvo éxito en el Río de la Plata, aun antes de la explosión de Los Gatos y “La balsa”, en Buenos Aires.

Opa fue un trío de jazz y candombe formado y desarrollado por los hermanos Fattoruso íntegramente en Estados Unidos,
en los 70.

Fattoruso en la región

Neuquén

Día y hora: mañana a las 21:30.

Lugar: Cine Teatro Español.

Artistas: Hugo Fattoruso y Barrio Sur; John Wooton, Ted Piltzecker; Grupo de Jazz Fundación Cultural Patagonia; y Ensamble de Percusión de Fundación Cultural Patagonia.

Entradas: $ 150.

Roca

Día y hora: el sábado a las 21.

Lugar: Espacio Cultural de Fundación Cultural Patagonia ( San Luis 2085).

Artistas: Hugo Fattoruso y Barrio Sur.

Entradas: $150 general, $100 jubilados y $50 alumnos del IUPA. El evento cuenta con el Descuento 2 x 1 para Socios del Club Río Negro.

Datos

“Barrio Sur cuenta con cuatro percusionistas que son sencillamente fabulosos: precisión suiza y swing africano”,
Los Shakers fueron la primera banda beat que tuvo éxito en el Río de la Plata, aun antes de la explosión de Los Gatos y “La balsa”, en Buenos Aires.
Opa fue un trío de jazz y candombe formado y desarrollado por los hermanos Fattoruso íntegramente en Estados Unidos,
en los 70.

Temas

Roca

Comentarios


Hugo Fattoruso: memorias de un shaker