Incidentes en la primera audiencia por la masacre de Margarita Belén

El tribunal chaqueño fue desbordado y hubo forcejeos



RESISTENCIA (DyN) - Ocho ex militares y un ex policía comenzaron a ser juzgados por la “masacre de Margarita Belén”, ocurrida en diciembre de 1976, en una sala colmada de familiares de víctimas que habían forcejeado con custodios para entrar al recinto y en medio de un clima de tensión por la presencia en la audiencia de la defensora de los militares Cecilia Pando. Todos quisieron estar en el inicio del debate oral del caso más paradigmático de la represión militar ocurrido en esta provincia y fue tal la expectativa desatada en la capital chaqueña que, desde temprano, el público que quería presenciar la audiencia se agolpó frente al juzgado para tener un lugar asegurado en la sala del Tribunal Oral Federal 3 de Resistencia, donde se desarrollaría el debate. Incluso, decenas de personas que no pudieron ingresar al recinto terminaron siguiendo la audiencia desde un televisor plasma dispuesto en la vereda de la sede judicial. Fue recién a las 9.10, 40 minutos después de lo previsto, cuando la jueza Gladys Mirtha Yunes, presidenta del tribunal, y sus colegas de Formosa Eduardo Belforte y de Corrientes Luis González ingresaron al recinto para dar el inicio formal al juicio con la lectura de la acusación contra los nueve imputados. Se trata de los ex militares Gustavo Athos René, Horacio Losito, Aldo Martínez Segón, Jorge Daniel Carnero Sabol, Ricardo Guillermo Reyes, Germán Emilio Riquelme, Ernesto Jorge Simoni y Luis Alberto Patetta, todos acusados como autores de homicidio doblemente agravado por alevosía y por el número de partícipes en once hechos, y desaparición forzada de personas en cuatro hechos. Junto a ellos está el ex policía provincial Alfredo Luis Chas, procesado como partícipe secundario. Familiares de las víctimas de la masacre llegaron desde Posadas, Santa Fe, Reconquista, Rosario y Buenos Aires para presenciar la audiencia. En la sala del juicio también estaban parientes y amigos de los acusados, una situación que provocó inquietud. Otro de los momentos de tensión fue protagonizado por Cecilia Pando, esposa de un militar y defensora de la actuación de las Fuerzas Armadas en la dictadura, quien al momento de realizar declaraciones fue increpada por una sobreviviente de la represión. Hubo además algunos forcejeos, empujones y gritos en la puerta de acceso al tribunal entre gendarmes y familiares, prensa y militantes que bregaron por ingresar a una sala que se vio colmada. Se colocó así un televisor de 42 pulgadas y sillas en la vereda. Durante las primeras horas del juicio el tribunal se abocó a la lectura del expediente.


Comentarios


Incidentes en la primera audiencia por la masacre de Margarita Belén