Incidentes y piedrazos





Intolerancia por un lado y actitudes incomprensibles por el otro. Lo primero se dio en Rincón de los Sauces, donde Unión Rinconense se presentaba por primera vez como local en las instalaciones del Sindicato del Petróleo -antes jugó en cancha de Sapere- y se desató por la igualdad que sobre la hora consiguió San Patricio. Había unas 700 personas en la cancha y la jornada se presentaba para una fiesta. Rinconense se imponía por 3 a 2, pero el gol de Juan Martínez ocasionó el enojo de parte de los simpatizantes del dueño de casa. Hubo intentos de agresión y a la visita se le dificultó la salida del predio. Las segundas se vieron en la cancha de Pacífico, en Luis Agote y Mitre de la capital provincial. Se jugaba el partido entre el Decano y Petrolero, cuando desde afuera comenzaron a volar proyectiles sobre la zona donde se ubicaba la hinchada del Naranja. Aparentemente fue un grupo de inadaptados que pasaba por el lugar y tuvo una “idea brillante”.


Comentarios


Seguí Leyendo

Incidentes y piedrazos