Independiente y las primeras señales de un equipo en construcción



Barbosa llega a conectar el centro de Silva, pero sería Acevedo en contra de su valla el autor del 1-0.

Barbosa llega a conectar el centro de Silva, pero sería Acevedo en contra de su valla el autor del 1-0.

La eliminación en la Sudamericana y la dura caída ante Estudiantes, había calado hondo en el Rojo. Aparecieron los primeros cuestionamientos para Sebastián Beccacece, quien orienta al equipo hace sólo dos meses y medio, y es por eso que el partido ante Colón era clave.

A pesar de que anoche su cuenta pendiente fue la efectividad, Independiente comenzó a mostrar el sello de su nuevo DT y las aguas se calmaron en Avellaneda con el 2-0 final ante los santafesinos.
Para tranquilidad de sus hinchas, el Rojo no se pareció en nada al que perdió 3-0 ante Estudiantes. Tampoco Colón , que fue una sombra del equipo que está en semifinales de la Sudamericana. Esta vez, el Rojo tuvo movilidad, desmarque y el juego vertical que había brillado por su ausencia en la fecha pasada.

De todas maneras, la apertura del marcador llegaría después de un córner desde la izquierda de Gastón Díaz que Alexis Barboza conectó de cabeza, aunque la pelota se desvió en Acevedo antes de superar la resistencia de Burián.


El dominio del Rojo siguió siendo claro, con una gran despliegue de Pablo Pérez quien reapareció en el equipo titular. De todas maneras, Colón a poco del final de la etapa casi lo iguala cuando Bernardi trepó por la derecha pero su centro no fue bien conectado por Wilson Morelo.

Lo del ST fue un monólogo del Rojo. Tuvo el balón y las situaciones aunque su gran déficit fue la efectividad. Fabricio Bustos, de gran partido, en una de sus incursiones por la derecha del ataque rojo no pudo sortear la resistencia de Burián a los 12’, quien también le sacó el gol a Sánchez Miño dos minutos después.

Colón respondió con una avivada del Pulga Rodríguez, tras una desinteligencia entre Barboza y Campaña, pero apenas fue un respiro para el Sabalero, acosado en toda la etapa final.
En un lapso de diez minutos, entre los 20 y los 30, Independiente tuvo tres posibilidades claras como para asegurar la victoria, aunque sin éxito. La falta de puntería ponía en riesgo la victoria parcial, pero en la ultima jugada, Bustos tiró el centro y Silvio Romero marcó el postergado segundo tanto del Rojo, quien lo tendría que haberlo liquidado mucho antes.


Comentarios


Independiente y las primeras señales de un equipo en construcción