Intensas gestiones para salvar el tratado en la cumbre europea

BRUSELAS (AFP) - Los líderes de la Unión Europea comenzaron a buscar fórmulas anoche para convencer al Reino Unido y Polonia de levantar su veto al nuevo tratado que reemplace la Constitución europea, en la apertura de una cumbre de Bruselas crucial para el futuro del bloque.

Tras confirmar que "no tenía resultados para anunciar" al cierre de la primera sesión de trabajo, la canciller alemana Angela Merkel, presidenta en ejercicio de la UE, destacó que existía "una disposición de todas las partes" para sacar al bloque de la parálisis en la que cayó desde que franceses y holandeses rechazaron en 2005 el proyecto de Constitución.

"Será necesario que las posiciones mayoritarias y los deseos individuales se equilibren. Hay una amplia voluntad política en torno de la mesa. Ahora es necesario ver si esta voluntad se traduce en resultados concretos", agregó Merkel.

"Hay una voluntad fuerte de encontrar un compromiso", coincidió de su lado el presidente francés Nicolas Sarkozy, quien se unió al presidente de gobierno español José Luis Rodríguez Zapatero y el jefe de Gobierno italiano Romano Prodi para lanzar una ofensiva y levantar el veto británico-polaco a partir de la propuesta de Merkel. Tras una reunión trilateral, los líderes de Francia, España e Italia "adoptaron la decisión de apoyar firmemente el compromiso de la presidencia alemana, se han comprometido a tratar de en contra fórmulas para los países que tienen diferencias e iniciar de manera inmediata los trabajos para concluir las negociaciones", señaló el secretario de Estado español para la Comunicación, Fernando Moraleda.


Comentarios


Intensas gestiones para salvar el tratado en la cumbre europea