Juan Tarifa, testigo fiel de la fundación de Allen

Nació en Buenos Aires un 5 de mayo de 1895: hijo de Nicolás Tarifa y Dolores García, españoles de Almería, Andalucía, que viajaron a Argentina entre 1893 y 1894. Habían arribado a la localidad de Allen en 1907, a la zona conocida como Kilómetro 1172 del Ferrocarril del Sud con sus dos hijos, Nicolás y Juan. Compraron un terreno de 25 hectáreas en la que hoy es la esquina de Mitre y San Martín, en Allen, y tierras en Guerrico que había puesto a la venta Patricio Piñeiro Sorondo, mensuradas por el Ingeniero Pascual Quenel.

Se dedicaron a la actividad agrícola. Según el relato de su familia y del pueblo, Juan fue uno de los testigos del 25 de mayo de 1910, día de la fundación de Allen, recuerdos que atesoró en su corazón y estuvo siempre dispuesto a relatarlos cuando se lo requirieran. Aunque el trámite de la mensura se aprobó posteriormente, ese 25 de mayo un grupo de colonos y autoridades procedieron a la subdivisión de tierras en el campamento del Ingeniero Quesnel. Esa fecha, 25 de mayo de 1910, fue refrendada 25 años más tarde por el Consejo Municipal y es la que se adoptó para el Aniversario del pueblo.

Juan integró la primera camada de conscriptos en 1918 del Distrito Militar Neuquén. En esa época no existían servicios de comunicación en la zona del Valle: se trasladaba a pie desde Allen a Neuquén, y cruzaba el puente ferroviario sobre el río Neuquén.

Juan formó su familia con Teresa Garbin, también nacida en Andalucía (Roquetas, 1898), cuya familia, también dedicada a la actividad agrícola, se había instalado en Ingeniero Huergo. Tuvieron cuatro hijos: Dolores Esperanza, Lola, y Raúl Nicolás, ya fallecidos, Juan Carlos, con 90 años, aún nos acompaña, y Gladis. A los 24 Juan Tarifa fue Secretario Tesorero de la Municipalidad de Allen; más tarde, durante la gestión del Sr. Mariani volvió a ocupar ese puesto, llevó la contabilidad de la firma Diez y Fernández, donde se jubiló, y ocupó el cargo de Juez de Paz en cortos períodos. Resumimos su larga trayectoria: participó en la creación del Cuerpo de Bomberos Voluntarios; socio fundador de la Cooperativa Fruti-Vinícola de Allen Limitada.

Fue Presidente de la Liga Deportiva Confluencia, miembro de la Comisión Directiva del Club de Fútbol Juventud Progresista y del Club Unión Alem Progresista, estuvo en la Comisión del Tiro Federal Argentino de Allen, integró en 1944 la primera Comisión Directiva de la Comisión Organizadora del Premio Ciclista Regional; formó parte del grupo fundador de la Cooperativa Por Nuestros Niños institución esta que trabajaba para ayudar a los niños de las Escuelas Nº 23 y 80; y fue colaborador de la Banda Municipal de Música. Fue corresponsal, por más de cincuenta años, del Diario La Nación de la Capital Federal. Falleció a los 82 años, en 1977. Los integrantes de esta familia que vivieron, murieron y sembraron huellas en la localidad, están sepultados en el cementerio local.

Su amplia trayectoria hizo que la ciudad lo homenajeara a través de la Ordenanza Municipal 088/10, que impuso el Nombre de “Don Juan Tarifa” a las Salas que se encuentran ubicadas en la recepción y Secretaría Privada del Edificio Histórico Municipal, antesalas del Despacho Municipal, sito en calles Sarmiento y Libertad. Existen, además, dos calles de Allen con los nombres de Nicolás Tarifa y Juan Tarifa.

La Cooperadora del Colegio Mariano Moreno también lleva el nombre Juan Tarifa. Uno de sus nietos trae al presente un relato de Marcelo Berbel: “En 1925, cuando se casaron Juan Tarifa y Teresa Garbín, en la misma ceremonia se casaron otros dos Juanes y otras dos Teresas: Juan y Teresa Berbel, y Juan y Teresa Prado. Es decir que se casaron tres Juanes y tres Teresas.”

El nieto ha tratado de certificar ese dato tan curioso, pero en la Iglesia de Allen no hay registro porque no era Parroquia y lo han derivado al Archivo del Obispado de Viedma, continúa en la búsqueda. Juan Tarifa, miembro de esa pionera familia testigo de la fundación de la localidad rionegrina de Allen, ejemplo de trabajo tesonero que convirtieron a ese incipiente pueblo en la gran ciudad que es en la actualidad.


Comentarios


Juan Tarifa, testigo fiel de la fundación de Allen