Juicio por el niño Luciano: Espinoza se despegó del crimen

Describió a San Martín, único acusado, como su "enemigo". Hoy se reanudó el juicio que es por jurados populares en Cutral Co




El testimonio de José Luis Espinoza se transformó en uno de los más fuertes de la segunda jornada de hoy, en el juicio por jurados populares que se lleva adelante por el homicidio del niño Luciano Fuente, en Cutral Co. El hombre, que se encuentra actualmente detenido y acusado como uno de los autores del homicidio del policía Gabriel Nahuelcar, refirió que “cuando pasó lo del nene” (por Luciano) “yo nada que ver y enseguida fueron a mi casa a buscarme”.

Espinoza hace un año y un mes que está detenido e imputado por aquél hecho, pero fue traído como testigo al juicio por el homicidio del niño. Su declaración está contextualizada en los enfrentamientos armados entre integrantes de su familia y la de Diego “Neneo” San Martín, quien está acusado por el homicidio del niño.

La defensa particular del imputado, los abogados Martín Segovia y Juan Manuel Coto, plantean en su teoría del caso que San Martín no fue el autor del disparo.

“Cuando pasó lo del nene (por Luciano) no pasaron ni dos minutos cuando vinieron (los policías). Los tiros venían por alto, pero no sé, yo estaba adentro de mi casa”, aclaró al responder a las preguntas del fiscal Maximiliano Breide Obeid.

En relación al imputado en este hecho, Diego “Neneo” San Martín, de quien dijo es “enemigo”, contó que sí lo vio esa jornada y que le hizo un gesto. De ese día recordó que hubo una “banda de tiros” y que ese mismo día había ido a visitar a su padre, que estaba detenido en la Unidad Nº 22 por un homicidio.

Me rompieron todas las cosas de mi casa y yo no había matado a nadie”, insistió en reiteradas oportunidades al hacer referencia a los allanamientos que tuvo en su vivienda del barrio Peñi Trapún.

El de Espinoza fue el primer testimonio y se le exhibió además un arma secuestrada, calibre 38. Sostuvo que reconoce todas las armas –tipos y modelos- y que la que le mostró el abogado defensor del imputado, Coto, no tenía “ni manchas de tierra o sangre”.

Hubo otros testimonios también, entre ellos el del tío del niño que relató cómo vio al pequeño herido y lo trasladó en su auto al hospital de urgencia. Lo mismo el otro vecino con quien Luciano estaba charlando cuando se produjo la herida que resultó mortal. Ahora, hay un cuarto intermedio para el resto de los testimonios.


Comentarios


Juicio por el niño Luciano: Espinoza se despegó del crimen